Ciencias Sociales, Geografía, Historia, Historia del Arte

A pesar de todo la Educación merece la pena.

Con este título no intento hacer un alegato en favor o en contra de la Educación, pero si quiero reconocer una de las facetas de ella que me hacen seguir luchando y sin duda es el sentido del humor. No hay día que no me ría con alguna ocurrencia de mis alumnos y hoy corrigiendo un examen no he podido retener la risa, porque a pesar de que la respuesta no está del todo mal me ha hecho mucha gracia la manera en que el alumno ha redactado la Repoblación de Sierra Morena en el siglo XVIII, transcribo de forma literal  su respuesta:

«Esta replobación consiste en que a principios del siglo XVIII había una gran mayoría de la Sierra que  era imposible de cruzar. Cruzar por allí era un auténtico suicidio, ya que allí vivían «personas inhumanas» que cuando veía a alguien se  se les iva la pinza y eran capaces de matar sentían  atacados y eran capaces de matar a las personas que entraban en aquella jungla infernal».

Repito la respuesta continua y consigue dar una explicación relativamente coherente, pero lo de personas inhumanas y jungla infernal me ha llegado al alma.

1 pensamiento sobre “A pesar de todo la Educación merece la pena.”