¡Partimos!, @exilioyregreso Tanguy

Tanguy

Por fin parte nuestro barco, el Barco del Exilio, un barco que lleva a bordo a educadores y alumnos de toda España y que reúne a exiliados, perseguidos y acosados del siglo XX y XXI. En nuestro caso nosotros llevamos a bordo un niño,  Tanguy/Michel del Castillo, un niño que conjuga la condición de ser español y francés y no ser ni uno ni otro, al igual que su condición de huérfano teniendo padre y madre.

La historia de este niño puede ser como la de cualquier otro exiliado de la Guerra Civil y de la 2ª Guerra Mundial, lo que lo hace especial para nosotros es que parte de su itinerario vital transcurre en nuestro colegio, SAFA Úbeda. Un internado, institución y colegio que se creó para acoger a los hijos de los que murieron en la Guerra Civil, especialmente de los hijos de los republicanos. Su creación en la provincia de Jaén no fue por casualidad, ya que en aquella época los datos revelaban que esta provincia contaba con la mayor cantidad de analfabetos y huérfanos de toda España. Es en este lugar donde Tanguy encuentra en plena España franquista, un lugar donde reposar y una mano amiga en uno de los padres jesuitas.

Aparte de este hecho, el otro motivo para trabajar Tanguy ha sido que todavía en Úbeda existen personas que convivieron con Michel del Castillo en ese internado, y que nos podrán comentar como era ese muchacho apocado e inteligente que pasó por Úbeda.

Para trabajar el proyecto hemos creado un Google Sites donde iremos colgando los trabajos de los alumnos. La idea es que los alumnos trabajen un determinado contexto histórico y lo relacionen con el momento vital de Tanguy, así pueden interpretar  las emociones y sentimientos de ese niño solo y abandonado por todos.

Dejo aqúi la secuencia didáctica del proyecto:

Los libros que podría abandonar en el #EABE13

no aband

Esta entrada surge derivada de la propuesta de  book crossing que se ha hecho en el EABE 13. El BC es una práctica que consiste en liberar libros en zonas públicas para que otros puedan seguir disfrutando de ellos, en vez de acumular polvo en nuestras estanterías. Sinceramente me parece una práctica genial, aunque he de reconocer que desde pequeño siempre me ha costado deshacerme de los libros. Mi abuelo y mi madre tienen la culpa, me enseñaron a valorar los libros, a disfrutarlos y va a ser un reto para mi abandonar un libro en el EABE, no tanto por el valor monetario sino por su valor transformador de algo que para mi es vital, la práctica educativa.

De aquí surge mi idea de hacer una posible lista de libros que puedan interesar a un educador. Hacer listas de recomendaciones del tipo “las diez mejores canciones …” o “las diez aplicaciones que deberías usar” es un ejercicio que conlleva una elección que nunca suele ser del gusto de todos, pero tiene una ventaja, con esa aportación y las que tus amigos, lectores, colegas hacen se puede crear una panorámica bastante completa.

Con esta selección de libros que me han influido en mi práctica educativa no creo que vaya a sorprender a nadie, ya que estoy seguro que muchos ya los habéis leído, pero siempre hay alguna gema escondida que no conocemos y nos puede abrir una puerta a un aspecto de la Educación que hasta ahora desconocíamos.

Voy a comenzar por los libros en español, hechos por educadores españoles o que estén muy relacionados con nuestro panorama educativo actual. Mi principal motivo es que estoy un poco harto de las comparaciones con otros países, aquí en España siempre nos ha parecido que al otro lado de la frontera  los colegios, sus alumnos y sus educadores son mejores, pues lo siento no me lo creo. En España hay muy buenos educadores, muy buenos colegios y muy buenos alumnos, creo que ha llegado el momento de quitarnos el lastre y fijarnos en nuestro entorno. Todavía recuerdo una charla con Francesco Tonucci en la que afirmaba que tuvo que llegar una crisis a Italia para que comenzaran a mejorarse las prácticas educativas, puede que esta crisis sea el revulsivo que haga cambiar la Educación en España.

El primer libro que quiero recomendar es “Elogio de la educación lenta” de Joan Doménech. Me hizo reflexionar sobre la necesidad de tiempo que tenemos en la escuela. Si te pones a pensar seguro que recuerdas alguna conversación con un compañero en la que se escuchan continuas quejas sobre la falta de tiempo, sin embargo este libro te propone tomarte tu tiempo, reflexionar, hacerte preguntas como ¿de que sirve dar un libro completo con sus quince temas? ¿acaso ir rápido significa que aprenden mejor?.  Necesitamos tiempo en la escuela, pero un tiempo sosegado, de reflexión, de decisión e incluso tiempo para poder perderlo, tiempo para que los alumnos y nosotros no hagamos nada.

El segundo libro es  “Pedagogías invisibles” de María Acaso. Es un libro que rompió mis esquemas de organización del espacio de una clase o una escuela, haciendo que nos cuestionemos el curriculum opaco, aquel que es el mas oculto precisamente porque es visible ¿das clase encima de una tarima? ¿tu mesa y tu silla son mas grandes y mas cómodas que la de los alumnos? ¿Qué se puede encontrar en la entrada de tu instituto y tu centro?. Todas estas preguntas te hacen cuestionar el rol del educador y del alumno y como existen multitud de significados ocultos en nuestro día a día en las aulas.

Los dos libros de los que voy a hablar ahora no los podría liberar, porque entre otras cosas ya se encuentran liberados en la red, ambos me sirvieron para fijar conceptos y romper límites.  “Aprendizaje Invisible” de Cristobal Cobo y John Moravec, sienta las bases de como ha cambiado la Educación en la actualidad gracias a los avances tecnológicos y me sirvió para entender de forma definitiva (gracias) la diferencia entre aprendizaje formal, informal y no formal. Esta diferenciación entre los diferentes tipos de aprendizaje se vió reforzada por el libro  “Educación Expandida” del colectivo ZEMOS98, este libro rompe los límites de la escuela, de lo que actualmente se entiende por Educación y nos muestra ejemplos de diferentes prácticas educativas que no se encuadran dentro de los estándares.

“Propuestas para una escuela del s. XXI” es un libro de Fernando Trujillo. En el ha recopilado divesas entradas de su blog, por lo que si sois lectores habituales de su blog (como yo) muchos capítulos os sonarán. Su libro recoge su práctica educativa y su interés por el trabajo por proyectos y tareas integradas, su trabajo en iCOBAE y algo mucho mas valioso, sus reflexiones educativas como las de la pedagogía tóxica o que relación puede tener el 15M con la Educación.

Pasamos ahora a los libros de origen extranjero, de todos ellos el que mas me ha gustado ha sido “Crear hoy la escuela del mañana” de Richard Gerver. Me ha gustado porque habla desde la práctica educativa en la que un centro con problemas como cualquier centro español consigue renovar y mejorar sus prácticas gracias al esfuerzo de todos los miembros de la comunidad educativa. Especialmente recomendables son los capítulos donde explica el cambio de horarios y de asignaturas, específicamente del desarollo de la “Universidad Grange”. Este libro es prologado por Ken Robinson, autor de “El Elemento”, libro donde nos muestra el camino que tenemos que seguir para encontrar nuestro elemento, el medio en el que nosotros nos desenvolvemos con tanta facilidad que parece que no pasa el tiempo, aquello en lo que somos mucho mejores que los demás. No solo nos muestra ese camino sino que aporta ejemplos sobre como la escuela muchas veces sirve para matar la semilla del elemento en muchos niños.

Los dos libros siguientes no son específicos de la Educación pero nos pueden ayudar a entender nuestra práctica educativa y a nuestros alumnos. “Fluir” de Mihalyi Csikszentmihalyi, libro donde se recogen experiencias de personas que en su vida diaria se sienten tan estimulados por su vida y trabajo que se quedan absortas y sienten tal satisfacción que no miran el reloj. El libro recoge experiencias de las personas que se encuentran en ese flujo y como poder lograrlo ¿Acaso no os ha pasado a vosotros que algunas veces estás en clase y te das cuenta que lo que estás haciendo tiene sentido?.

“La sorprendente verdad sobre lo que nos motiva” de Daniel H. Pink rompe con los esquemas tradicionales de motivación basada en recompensa y castigo y aporta ejemplos sobre instituciones, empresas u organismos que funcionan muy bien gracias a la motivación intrínseca relacionada con la libertad para escoger y decidir, nuestra enorme curiosidad y las oportunidades que se nos pueden plantear para mejorar nuestra vida y nuestro entorno mas cercano. Pilares todos ellos que podríamos aprovechar para estimular a nuestros alumnos en su realidad educativa diaria.

Termino esta entrada lanzando una pregunta ¿Es que no hay suficientes ejemplos en España de buenos educadores para que se decidan a escribir un libro sobre su realidad? ¿No comprarías un libro de Fernando García Paez, Montserrat del Pozo, Daniel Sánchez Vázquez o Carmen González?, por citar algunos ejemplos de educadores españoles.
photo credit: e-mariano via photopin cc. Modificada en parte por mi.

Imperialismo, construye tu juego #pbl #abp

CIMG5148

En Historia es un reto intentar crear tareas significativas para mis alumnos aunque el tema del Imperialismo da mucho juego, nunca mejor dicho, porque cuando estaba empezando a trabajar esta unidad, me di cuenta que se requerían muchos mapas para hacerles comprender a mis alumnos la extensión territorial y la cantidad de países que se vieron involucrados. Este uso de los mapas me hizo recordar que en la unidad del medio físico de España de 3º de ESO, se me planteaba un problema similar, muchos nombres y mucho uso de mapa, de ahí surgió la necesidad o el deseo de plantear la creación de un juego.

Los Serious Games o Juegos Serios es algo que me apasiona, porque conjugan dos vértices en mi vida: la creación y desarrollo de juegos, debido a mi pasado como monitor y animador, y la parte educativa, es decir, aprender divirtiéndose. Eso que a tantos educadores les hace chirriar los dientes con solo nombrarlo y en lo que yo creo firmemente como una posibilidad o una metodología mas, la del  aprendizaje basado en juegos.

El desarrollo de la tarea consistía en crear un juego donde se debían desarrollar unas reglas y unos objetivos que conjugasen los aspectos fundamentales del Imperialismo y el Colonialismo, algo bastante fácil porque muchos juegos se basan en el uso de recursos, la conquista de territorios y las estrategias militares,  bastaría con citar el Risk. Una vez plasmadas las reglas y los objetivos del juego tenían que decidir que posibilidades tenían en su desarrollo, por ejemplo hubo algunos que plantearon el uso de Minecraft, aunque pronto abandonaron esa idea por la cantidad de tiempo que tenían que dedicarle al desarrollo de los escenarios.

Aunque la mayoría utilizaron como base el mapa del mundo e incluso hicieron juegos muy similares al Risk, al menos hicieron las suficientes variaciones para que fuera un juego distinto, otros  optaron por tableros en los que solo se representaban algunos territorios de forma esquemática o crear un territorio imaginario que serviría de base para conquistar colonias. Como es lógico el objetivo del juego se basaba en conjugar la conquista de territorios con una adecuada estrategia militar y uso eficiente de los recursos, algunos fueron un poco mas allá y tomaron el rol de empresas de la 2ª Revolución Industrial que ávidas de recursos, manos de obra y mercados se expanden por todo el mundo.

Ha habido hueco para juegos que se han alejado del uso de mapas y conjugaban las preguntas con el uso de pruebas: uso de la brújula, búsqueda de objetos, todo ello combinado con  preguntas relacionadas con la unidad.

Si ha servido para algo esta tarea ha sido:

1- Mis alumnos han utilizado los mapas y han estudiado cada uno de los Imperios, por lo ahora tienen bastante claro la influencia del Imperio Británico, Francés, Belga, Alemán, Italiano, Ruso, Japonés y el de Estados Unidos.

2- Han sabido integrar la 2ª Revolución Industrial como un factor decisivo en el desarrollo del Imperialismo y han entendido perfectamente el deseo de recursos y territorios, que a su vez alimentó la revolución de los transportes y los nuevos medios.

3- Han comprendido la causa fundamental de la Primera Guerra Mundial y el empleo de las nuevas armas.

4- Se han metido en la piel de los colonizadores y han visto como trataban a los pueblos colonizados, como simples piezas de un juego.

Como muestra os dejo la secuencia didáctica que he utilizado:

Mis alcaldes y sus pueblos #pbl #pblesp

medium_2978099906Trabajar siguiendo la metodología de proyectos o secuencias didácticas no es fácil, especialmente cuando no encuentras la inspiración o la tarea adecuada a la unidad didáctica que se plantea. El sector agrario es una unidad especialmente difícil para la metodología ABP, ya que muchas veces todo queda reducido a una presentación sobre los paisajes agrarios, lo que lo convierte en un una simple enumeración de características de un territorio. Mientras tanto obviamos las otras actividades del sector agrario: la ganadería, o aquello que es mucho mas difícil que conozcamos como la pesca, caza o la explotación forestal, sin olvidar  como actividades del sector agrario tales como la apicultura, la piscicultura o las nuevas actividades del espacio rural,son protagonistas en la búsqueda de la diversificación económica.

De ahí que mi intención cuando trabajamos este tema es ir un paso mas allá, no quedarnos en la superficie y analizar en profundidad los espacios agrarios, aquellos con los que han crecido en parte mi alumnado, un alumnado de la provincia de Jaén que conoce mucho mas la agricultura, la caza o la ganadería que la industria. Mi objetivo es que mis alumnos valoren su entorno y que se convenzan que, a pesar de vivir en un entorno rural, hay posibilidades dentro de estos territorios y que el campo no tiene porque ser sinónimo de ruina o de incultura.

Aquí es donde entronca la tarea que propongo desde hace dos años a mis alumnos, tomar el rol de un alcalde, alcaldesa, concejal o agente de desarrollo rural. La tarea parte desde un análisis DAFO, un método que les resulta especialmente complicado pero que luego reconocen que muchos profesionales (entre ellos sus propios padres) utilizan. Las vicisitudes que tengo que pasar para intentar hacerles entender la diferencia entre una debilidad y una amenaza, o porque es importante decidir si una característica es una oportunidad o fortaleza, requiere de mi un gran desgaste. Para facilitar esta labor hago yo mismo una DAFO de un pueblo e incluso les muestro una DAFO real de un pueblo.

El siguiente paso es crear diez medidas con sus correspondientes responsables y plazos, estas medidas se apoyan en el análisis DAFO para conseguir desarrollar un entorno rural (ni mas ni menos). Como os podéis imaginar para muchos alumnos supone un verdadero reto elaborar la matriz y luego crear unas medidas, todo ello pasando por errores como  intentar crear ellos un negocio o una empresa, cosa que recuerdo continuamente que no se puede hacer, o intentar construir carreteras, colegios u hospitales para atraer a población, algo imposible para municipios con menos de diez mil habitantes.

Los resultados son dispares pero este año estoy contento porque han sabido desenvolverse mejor de lo que yo imaginaba. Muchos han conseguido la DAFO del propio ayuntamiento, llegando incluso a ponerse en contacto con el alcalde o alcaldesa. Otros han entrado en la web del pueblo o de la provincia y han extrapolado los datos a sus propios pueblos.

Os dejo aquí la secuencia didáctica y varios ejemplos de los pueblos que han trabado los alumnos.


Untitled Prezi de Patricia Fernández en Prezi

photo credit: photomagnon via photopin cc