Proyectos en Ciencias Sociales 2014

puño y aguaComenzó el año 2014 y nuevos proyectos han aparecido durante este curso. Quiero destacar de ellos su creatividad y su enorme potencial.

El primero es el proyecto “Diseña tu ciudad sostenible” de la profesora Rosa Liarte Alcaine.

La idea del proyecto reside en que los alumnos conozcan los sectores económicos y los apliquen en la creación de una ciudad. La ciudad tiene que ser sostenible y en el que se diferencien los servicios y actividades prestadas por el Gobierno y los que prestan las empresas privadas.

Los resultados se muestran en la presentación que creó Rosa para exponer su proyecto en el CITA. Os recomiendo que analicéis las enormes posibilidades que presta el proyecto: algunos crearon maquetas, otros lo hicieron usando MInecraft u otras aplicaciones y herramientas.

La idea del proyecto me ha gustado tanto que este año lo pienso incorporar en 2º de Bachillerato y en 3º de ESO.

El siguiente proyecto lo ideó Luis Miguel Acosta. Un docente al que creo que no se le reconoce todo lo que se debe.

Luis MIguel Acosta es uno de los primeros docentes de Ciencias Sociales que se que trabaja usando las tareas integradas y/o proyectos. Para mi ha sido un referente y la única pega que le puedo poner es que vive y trabaja en las Islas Canarias, lo que implica que no nos podamos conocer todavía en persona.

Luis Miguel creó un proyecto en el que unos extraterrestres les solicitan a los alumnos que les expliquen la Historia más reciente a dos personajes que raptaron. Eso implica que hayan perdido el sentido histórico de los últimos años y deben de ponerse al día de los últimos acontecimientos.

Víctor Marín Navarro diseñó “Los Muros del Paraíso”. Un proyecto en el que los alumnos debían crear una exposición virtual en Google Art Project, como Víctor explica “dedicada a las manifestaciones religiosas del arte medieval y moderno, analizando restos artísticos musulmanes, judíos y cristianos”.

Posteriormente debían desarrollar un podcast explicativo sobre la propia exposición, alguna obra de arte o crear entrevistas al comisario de la exposición.

Ignacio Maté Puig ha sido el descubrimiento más grato de este año. Este docente ha creado una serie de juegos de carácter histórico, los cuales cuadran mucho con la filosofía del Aprendizaje basado en Juegos. Todos ellos os puedo asegurar que son impresionantes y prometedores.

Uno de los que más me gusta es “El nacimiento de un Estado”. Un juego en el que los alumnos interpretan el rol de diferentes partidos políticos vinculados a diferentes ideologías. La idea es crear una Constitución para un Estado que se acaba de independizar.

No es el único juego que merece la pena. También tiene un juego que se basa en la recreación de batallas históricas, esto podría ser muy interesante para aplicarlo en nuestras clases, especialmente para los alumnos de 2º de la ESO.

Son todos los que están, pero no están todos los que son. Si tenéis alguna sugerencia, hacedmela llegar.

Deberían existir más centros educativos E+D+i

foto_IES_julioHe de reconocerlo. Me muero de envidia cada vez que escucho que un grupo de docentes de la talla de Jose María Ruiz, Joaquín Martínez o Rosa Liarte (por nombrar a los que conozco); se unen en un sueño común, uno de esos que no se quema con la desilusión y que consiste en la creación de centros educativos E+D+i.  Institutos y escuelas donde se promociona la Educación con mayúscula, el Desarrollo y la Innovación, al igual que los parques tecnológicos o el famoso Silicon Valley.

El último ejemplo de estos centros E+D+i es el Proyecto Cártama. Un instituto en el que ya las bases prometen. En primer lugar porque se han preocupado por el capital humano, es decir, han buscado a profesorado muy implicado que no ha dudado en trabajar de forma gratuita y en su tiempo libre para darle forma a su sueño. En segundo lugar porque han creado un instituto pensando en el alumnado y en el resto de la comunidad educativa.

Otro centro andaluz E+D+i es el Chaves Nogales. Un centro en el que hasta el nombre lo decidieron los alumnos y que esta promoviendo el uso de nuevas metodologías, así como cambios en el rol docente.

Centros más asentados y que recomiendo conocer y seguir son El Martinet. Ubicado en Cornellá de Llobregat, es un centro que me ha llamado mucho la atención por su filosofía de trabajo, similar a la de las escuelas Montessori y con una gran integración de la comunidad educativa en la vida del centro.

Quizás el centro más asentado y de más calado es el sistema Amara Berri. Una escuela/sistema que se creó hace muchos años y que se ha hecho a si mismo partiendo de una visión sistémica de la Educación, así como de la integración del juego en las aulas.

¿Pero qué comparten entre si todos estos centros?.

1. Entienden el centro educativo como una extensión de la vida, de la sociedad, de la comunidad educativa. No son ajenos a su entorno o contexto, al contrario se integran en el espacio y en el tiempo.

2. Sitúan al alumnado como centro y fin de todo. Cuando plantean algo siempre piensan en que va a pensar el alumnado, cual es su opinión y como va a repercutir esto en su vida.

3. Cuidan y miman a su profesorado. Saben que ellos y ellas son la correa transmisora de su motor, y se preocupan porque se conviertan en mejores profesionales.

4. Su obsesión no son las calificaciones, ni el informe PISA, ni el que dirán los servicios educativos. Se preocupan por la integración de su alumnado, como pueden mejorar la comunicación con los padres o que tipos de alumnos quieren dejar a la sociedad.

Modelos dignos de copiar porqué han partido de realidades cercanas, y que se han construido o se están construyendo con muchas ilusiones y esfuerzo. Imagino que habrá más ejemplos que desconozca y me gustaría conocer más centros que cumplen esas características, así que no dudéis en hacérmelo saber.

El negocio de Septiembre.

anuncios clases particulares    Buscar con GoogleSoy un gran aficionado a utilizar Google para comprobar la importancia de algo. Así que introduje en el buscador los siguientes términos: “anuncios clases particulares”. Mi sorpresa fue mayúscula cuando comprobé que se obtenían 375000 resultados relacionados con esos tres términos.

Es normal que me interese, ha llegado Septiembre.  El  más absurdo y esperpéntico de los escenarios educativos se presenta en las aulas.  Miles de alumnas/os que no han conseguido superar el curso se presentan a una prueba, véase examen, en la que supuestamente  tienen que demostrar su saber y su capacidad. ¿Acaso no hay nada más en contra del enfoque por competencias?, ¿cómo podemos defender una evaluación formativa ante esto?.

La crítica no puede terminar ahí, porque mi indignación aumenta cuando encuentro el típico anuncio de clases particulares. Una manera muy digna de ganarse la vida, pero que esta llegando a unos límites que me hacen cuestionar lo que la sociedad valora la Educación. Personas con formación universitaria que trabajan con alumnos de diferentes edades, capacidades, cursos y asignaturas, y que cobran 6, 8 o 10 euros la hora, con todo el respeto del mundo,  sería preferible dedicarse a limpiar viviendas, si solo pensáramos en cuestión monetaria y en la carga de trabajo que supone.

¿Hasta qué punto ha llegado la Educación? ¿Cómo es posible que se haya mercantilizado así?.Todo para conseguir obtener el tan deseado título, ese que permite que nuestro hijo o hija acceda al deseado PCPI, Grado Medio o Superior, o que apruebe el examen de exámenes, es decir, la Selectividad.exam-examen-ingles-1535819-h

Es un negocio muy jugoso al que no solo están apuntándose academias y profesores particulares. No, en este carro ya se están subiendo empresas que gestionan centros educativos. Centros que aseguran un seguimiento exhaustivo, un trato exquisito y que tu hijo/a apruebe en Septiembre. En Andalucía puedo referirme a centros como Alto Castillo, Monaíta, Unamuno o Campillos, aunque estoy seguro que se encuentran por toda España. Son centros en los que se hacen desembolsos importantes y que obtienen pingües beneficios de esta masa de “suspensos”.

¿Cómo se puede seguir manteniendo esta situación? Yo como docente me planteo si no sería más útil lo que plantea José Luis Castillo ¿por qué no entregar un portafolio educativo al final de las etapas educativas?. Un verdadero recorrido vital del proceso de enseñanza-aprendizaje, algo que realmente muestre el desempeño del alumndo y que omita el título. Quizás esto lograría acabar con el esfuerzo tan ímprobo que se hace por obtener títulos y credenciales que normalmente dicen bastante poco.