Cambio de sentido: dejar de ser un francotirador educativo

20110520-A-VQ510-001

Soy y he sido un francotirador educativo. Durante un tiempo me sentí orgulloso, significaba un antes y un después en mi vida educativa, y me permitía poner en práctica nuevas metodologías y enfoques: ABP, tareas integradas, ludificación, enseñanza invertida.

Estos años han sido muy ricos, he experimentado y he errado. He conseguido aprender de muchos docentes, e incluso he tenido el privilegio de poder compartirlo en varios cursos y ponencias.

Sin embargo, esta vía ya se ha agotado, al menos para mí. Al igual que en el cuento de la ciudad de los pozos, considero que he dedicado más tiempo a decorar mi pozo e intentar diferenciarlo/me de los demás. Ha llegado el momento de empezar a profundizar, abandonar los artificios,  ponerme en contacto con otros pozos, simplemente porque mi camino deja de ser mío para ser nuestro.

Si de verdad quiero cambiar algo, no puedo hacerlo solo en mi centro. Por mucho que acuda a eventos educativos, ponencias o intente formarme, ¿qué va a cambiar para mi alumnado y para mi centro?. No basta con demostrar que se puede hacer en tus clases, tienes que acompañar a compañeros/as docentes, tienes que luchar con ellos/as y conseguir que se cree un umbral crítico que pueda promover el cambio.

Es aquí donde esta el verdadero reto: conseguir que el capital profesional de mi centro se implique, que el alumnado vibre y que sea nuestro portavoz. Que padres y madres sean nuestros defensores, que sea la comunidad educativa la que conduzca y protagonice el cambio educativo.

Ese camino ya está iniciado, a pesar de los obstáculos y de los sinsabores, se ha lanzado una apuesta. Una apuesta que no quiere definirse como una balcanización del centro, no somos los unos contra los otros. No queremos abogar por la uniformidad, por el contrario queremos eliminar el individualismo para convertirnos en una comunidad, ¿quién sabe?, puede que en una comunidad de aprendizaje.
Crédito photo credit: DVIDSHUB via photopin cc

 

Construye tu juego del medio físico .. seguimos con el ABJ en Bachillerato

Harto ya de mantener una metodología expositiva, cambié la metodología en las clases de Geografía de Bachillerato. Si bien, lo que en un momento prometía ser un paraíso de calma y de paz para el alumnado y para mi, se convirtió en una lucha y una tensión tremenda. ¡Me había equivocado!.

Me equivoqué porque pensaba que iban a aceptar esta metodología como agua de mayo, pero no les gustó porque les suponía mucho trabajo. A pesar de que la mayoría del trabajo lo desarrollaban en clase, no tenían tiempo, ni ganas de trabajar las tareas. Incluso llegué a escuchar que algún alumno decía a mis espaldas: “No entiendo como perdemos el tiempo en estas tonterías. ¡Con lo bien que explica José Luis!.

Estaban tan cansados y presionados por la presión de los exámenes y la selectividad que n tenían tiempo para aprender. Además yo no supe ver que los estaba sobrecargando e hicimos demasiadas tareas integradas, lo que redundó, si cabe más, en el desprecio que le tomaron a este cambio.

Este año no me he rendido, simplemente he probado otro camino en el que se mejora y profundiza en el aprendizaje invertido: invirtiendo la evolución, invirtiendo en el proceso de creación de exámenes e “invirtiendo” en tiempos más sosegados para que no se sientan presionados por el peso de las tareas integradas.

20141203_142325

Así que en este trimestre sólo hemos desarrollado una secuencia didáctica. Se llama “Construye tu juego del medio físico” y es una secuencia inspirada en el Aprendizaje basado en Juegos. He de reconocer que los frutos han sido muy positivos, y  que los procesos de integración y multirelación han sido excelentes. Gracias a que he seguido la recomendación de Karl Kapp, es decir, si queremos desarrollar ABJ, no podemos permitir que creen juegos en la escala más baja de la pirámide de Dale y Bloom,. De modo que he prohibido los juegos de tipo pregunta-respuesta, Pictionary, o cualquier otra modalidad que implique un procedimiento y una habilidad demasiado simplista.

¿Qué ha provocado esto?. Un enorme desarrollo de creatividad e imaginación para intentar integrar los contenidos y los procesos de la Geografía Física. ¿Cómo podemos integrar el clima, relieve, hidrografía y vegetación de España, y además sea divertido?. Las respuestas han sido muy variadas, desde juegos de estrategia y guerra, en las que los recursos eran parte del medio físico, y había que apoyarse en determinados aspectos como el relieve para poder vencer. Hasta juegos de carácter histórico, que han servido para recrear etapas históricas en las que la dependencia del medio físico era muy grande, tal y como en el principio de la Edad Moderna en España.20141203_142437

Sin dudarlo el más meritorio ha sido Desafíate. Un juego en el que los jugadores tienen que crear combinaciones variadas en función de varias tarjetas, y su posición en un tablero que son varias ruedas que versan sobre diferentes aspectos del  medio físico. Os dejo una foto para que podáis comprobarlo.