Enseñar para la vida. El nuevo libro de Perrenoud

philippe-perrenoud-cuando-la-escuela-pretende-preparar-para-la-vida-desarrollar-competencias-o-enseñar-otros-saberes-barcelonaPhilippe Perrenoud ha sido un descubrimiento para mi. Conocía algo de su obra gracias a”Evaluar para aprender” de Neus Sanmartí, quizás fue la serendipia lo que hizo que me fijara en su nombre dentro de la bibliografía que se citaba, o  fue que los grandes libros sirven para identificar a las grandes personas.

Este libro se articula en tres partes. En la primera explica los errores conceptuales que ha conllevado el uso de las competencias y como estos errores se han llevado a la práctica educativa, o a la formulación de los grandes planes y leyes educativas. No hace falta más que leer el post de Fernando Trujillo donde analiza el currículo básico de la LOMCE para poder comprobar estos fallos. En la segunda parte analiza las principales disciplinas y saberes, así como las disciplinas marginadas y las que todavía no están, ni se les espera. Es en la tercera parte donde aparecen las propuestas para que las competencias se acerquen a la vida y como hacerlo teniendo en cuenta a todos los miembros de la comunidad educativa: alumnos/as, madres y padres, políticos, investigadores, universidad, lobbies disciplinarios.

La lectura del libro me ha conducido a grandes reflexiones porque yo creía que trabajaba competencias, o al menos pensaba que si utilizaba la metodología de proyectos y/o tareas integradas estaba bastante cerca de lo que se considera nuestra obligación educativa. Perrenoud me ha desmontado el tinglado, de hecho, presuponemos que si trabajamos competencias es porque aplicamos la realidad y/o la vida a nuestras aulas, o que si trabajamos en clase el ABP estamos ya creando a alumnos/as competentes, es decir, creemos que enseñamos/enseñan/aprendemos/aprenden competencias y eso conlleva una relación directa con la vida real, cuando en realidad debería ser al contrario. Deberíamos analizar cuales son las prácticas reales en nuestra sociedad, país, cultura, y luego decidir que competencias se deben enseñar.

Esta última afirmación no es baladí, ya que como afirma el autor ¿acaso preparamos a nuestro alumnado para saber afrontar rupturas matrimoniales, divorcios, etc?, ¿ no es esto una realidad que viven o vivirán algunos de nuestros alumnos?. ¿Les enseñamos a conocer sus derechos, a saber que ventajas y desventajas tiene firmar una hipoteca o las consecuencias que puede tener pedir un préstamo?.  ¿No ha sido esa falta de cultura la que, en parte, ha provocado la crisis que estamos atravesando?. Derivado de esto, sería más lógico trabajar economía o derechos civiles  en el aula, o enseñar psicología, o gestión de las emociones, en vez de enseñar el teorema de Pitágoras o la lista de los reyes godos. Esto no se puede tomar como un menosprecio de las Letras, ya que Perrenoud hace una clara apuesta por una revalorización de las Humanidades y de las disciplinas “aparcadas” en los actuales planes educativas (música, arte, plástica).

Ahora pensemos que se analizaran las prácticas y conocimientos reales, aunque estos solo fueran útiles para los próximos cinco años, o que solo pudiéramos enseñar competencias que sirvieran para adaptarse a los cambios que vendrán el futuro. ¿Estarían todos los miembros de la comunidad educativa de acuerdo en que se aplicara ese nuevo modelo educativo?.  Por ejemplo, los mismos docentes agrupados por disciplinas. ¿Estarían de acuerdo los docentes de Lengua o de Matemáticas en que se redujeran el número de horas de clase para que aparecieran disciplinas como Educación Financiera?, o ¿lucharían con uñas y dientes para conservar sus sueldos, empleos y su preeminencia en la ESO, Bachillerato o en la propia Universidad. Si nos fijamos en las propias clases sociales y políticos  ¿estarían de acuerdo en que se educaran a personas críticas y con capacidad para adaptarse?, o ¿querrían crear a adultos con demandas sociales y laborales más justas y con unos principios que les permitieran rebelarse antes los continuos desmanes políticos y económicos?

Lanzo la pregunta como colofón,  ¿Realmente estamos preparados para esa posible revolución educativa?

Crea un producto ilustrado e intenta venderlo #pbl #abp

Diseña tu producto ilustrado   Google Drive

Este año reedito una tarea que hicimos por primera vez el año pasado. La tarea sigue una idea extraída de “Gamestorming”, en el que se introduce como un posible juego para dinamizar una reunión. La idea  consiste en  diseñar un hipotético producto, su envoltorio y sus instrucciones, así que yo aproveché todas estas características para que los alumnos/as pudieran desarrollar su producto ilustrado.

Lo fundamental para mi era aplicar las características ilustradas, por lo que no era necesario que el producto fuera viable o real. Lo que ha sido un gran acierto para fomentar la creatividad entre el alumnado, ya que permitió aportar una gran libertad en el diseño y posterior ejecución del producto. Para ayudar a darle más realismo se debía incluir el diseño del envoltorio, en el que tenían que incluir: el precio del producto, un embalaje que lo hiciera lo más atractivo posible, así el consumidor querría comprar el producto, y como no, incluir unas instrucciones con el modo de uso, posibles contraindicaciones.

La tarea ha funcionado muy bien, de hecho tanto en el proceso como en el resultado mi observación y la opinión de los alumnos ha coincidido. Han trabajado bien, han sabido comprender las principales características de la Ilustración, han sido creativos en su proceso, y casi todos han sabido exponer con creces las ventajas  de su producto. No significa esto que ha sido un éxito, ya que me he quedado con un cierto sabor agridulce, ya que creo que ha sido una tarea integrada demasiado parcial, poco contextualizada dentro del amplio panorama histórico del cambio del Antiguo Régimen. Es verdad que han captado las ideas ilustradas, pero no han ido más allá, no han sabido extrapolar las consecuencias que tienen esas ideas, o al menos no todos lo han hecho.

¿Qué significa esto? Significa que debo hacer cambios y adaptar esta tarea a algo más adecuado, más globalizado, a algo que se me acaba de ocurrir ahora mismo ¿por qué centrarme solo en un producto? ¿por qué no crear una tienda o un negocio en el que vendan productos ilustrados, de la Revolución Francesa, o de las nuevas ideas políticas?.

Para terminar os dejo los videos que crearon mis alumnos, en ellos presentan un anuncio de sus productos y sus principales características. Hay que destacar el video del muñeco Dommi, el muñeco ilustrado, un robot que tiene sus propias leyes robóticas e ilustradas.

También ha sido destacable la cámara que te permite introducirte en las obras de arte de la época y conocer a personajes de la época y analizar su relación con la Ilustración, por ejemplo, analizar el asesinato de Marat y conocer los ideales de la Revolución Francesa, o conocer la relación de la Matanza de Quíos con el nacionalismo y la Ilustración.

Vida real: un currículum vitae, una entrevista y un modelo de integración #pbl #abp

medium_3351321706Como afirma Perrenoud, hay muchas disciplinas o saberes necesarios y que no se enseñan en la escuela. Un saber más que necesario, es aquel relacionado con los aspectos económicos y jurídicos de la futura vida de nuestros alumnos: ¿Qué saben ellos sobre una hipoteca? o ¿qué consecuencias tiene pedir un préstamo?, más cercano aún es el mercado laboral. ¿Quién les ha enseñado como pedir trabajo o qué es lo que están demandando las empresas?.

De aquí surge mi propuesta de tarea integrada, que los alumnos empiecen a acercarse al mercado laboral, mediante la creación de un curriculum vitae y su posterior presentación a una entrevista de trabajo. La novedad este año ha residido en que los alumnos debían realizar un videocurrículum o currículum gráfico. En un mundo digital, el curriculum en papel sirve solo como relleno del contenedor de reciclaje. Los futuros trabajadores tienen que aprender a diferenciarse, dar su toque, para al menos poder llegar a la entrevista de trabajo.

He de reconocer que los alumnos me han desbordado con su creatividad e imaginación, basándose en videocurrículums que previamente trabajamos en clase, por ejemplo el de Nuria Fusté o en el de Enzo Vizcaíno, han creado verdaderas obras de arte. Como es el caso de Mª Jose que ha presentado un video en torno a su gran pasión, la moda. Teresa ha creado un stop motion en el que ha introducido los diseños de su portfolio, las casas que ella querría diseñar. No han sido los únicos ejemplos que puedo destacar, por ejemplo Cristina, actriz por vocación, ha hecho su primer corto y ha actuado delante de todos sus compañeros, mientras que Marina y Javi M. han desarrollado su talento musical, especialmente Marina que ha cantado y nos ha dejado a todos con la boca abierta. Marina P. ha optado por la moda y ha usado toda su creatividad para mostrar su pasión.


Adrián ha optado por el trabajo manual, siguiendo la estela de una artista gráfica rumana, que creó un currículum como si fuera un pasaporte. Así ha creado su CV como si fuera una cartera: el DNI es donde están los datos de contacto, mientras que los billetes tenían la experiencia o la formación. ¡Una idea perfecta para que recojan tu CV en cualquier sitio!.


Sin embargo, el curriculum que más me ha impactado ha sido el de Jesús. Jesús es un chaval con necesidades educativas especiales con el que hemos trabajado esta tarea integrada. Digo hemos, cuando debería decir que nos hemos coordinado entre el trabajo en el aula de apoyo junto a Manuel Jesús Martínez, el profesor del aula, y el poco tiempo que yo le he podido dedicar en mi aula.

Jesús no solo ha creado su curriculum, sino que se ha presentado a la entrevista y ha creado su audiocurrículum, basándose en este de Luis Castro. Esto es lo que te hace creer en esta metodología, esta que sufre de tantos “ateos y herejes”, pero que permite crear aulas inclusivas, chavales que explotan sus pasiones y que demuestran ante los demás lo que saben y de lo que son capaces. Al fin y al cabo, que otro tipo de escuela es posible.

No todo han sido éxitos y alabanzas, todavía queda mucho que trabajar en el proceso de creación del CV y en la entrevista de trabajo. Una entrevista que intento hacer lo más real posible, de manera que se trabajen en el aula diferentes aspectos de las habilidades sociales y del lenguaje corporal acordes con el proceso de selección: posición de las manos, cómo sentarse, cómo dar la mano. También nos sirve para trabajar las posibles preguntas y respuestas del proceso, así como las dificultades que se nos puedan presentar, es decir,  las preguntas “trampa” : el sueldo, las críticas a tus ex jefes o problemas en tu antigua empresa, lo que sabes de tu futuro trabajo, mentir en el CV.

A pesar de la preparación, la entrevista sigue suponiendo el mayor obstáculo para los alumnos. A muchos la presión y los nervios les pueden, como en la vida misma.  Para ellos supone un suplicio tener que exponerse ellos, sus debilidades y sus complejos, solos ante los demás, cosa a la que  no están habituados.

Sin embargo considero que es un paso indispensable en nuestra vida, necesario para comprender que todos tenemos nuestras debilidades, que tenemos que enfrentarnos a ellas. Yo mismo eché en falta estos saberes cuando abandoné la universidad y salí al mercado laboral. Ni la escuela, ni la universidad te prepara para enfrentarte al mundo real, menos aún a la primera entrevista de trabajo o a la creación de un CV.

Me quedo con un agradable sabor de boca tras esta tarea, que no termina aquí, ya que el mejor de cada grupo puede acceder a la misión especial, es decir, al ludificar el aula, las tareas integradas se han convertido en monstruos. Si el nivel del monstruo se supera con creces puedes acceder a una misión especial. En este caso la misión especial es que alguno de ellos pueda hacerme una entrevista de trabajo a mi mismo. No hace falta deciros que es un factor de motivación extra.

Nos espera la siguiente misión/tarea ¿por qué depender de otros si puedo montar mi propia empresa.?
photo credit: Bart Claeys via photopin cc

PS: Os dejo la secuencia didáctica que hemos seguido.