Ayuda a los demás. Mi primer intento de Aprendizaje Servicio.


Cuando conocí el Aprendizaje Servicio (ApS) me llamó inmediatamente la atención. José María Ruiz Palomo, estaba desarrollando un proyecto de ApS que consistía en que su alumnado arreglaba los ordenadores del programa Escuela 2.0.

Comprendí que esta metodología cuadra con mi idea de desarrollo de la competencia social y ciudadana. Entiende que el alumnado ya es ciudadano que puede y debe modificar su entorno, además la ayuda a la comunidad es un método muy eficaz de aprendizaje.

No fue hasta este curso cuando me lancé. La idea del proyecto era que en grupos cooperativos de base, investigaran un colectivo, asociación… con los que colaborar/ayudar. Buscaba que fuera un aprendizaje en acción, así que cada grupo se puso a investigar para presentar su propuesta.  Posteriormente las propuestas se votaban y el proyecto más votado, era en el que el grupo y el propio docente se volcaba para conseguir nuestro objetivo.

Ese objetivo no tenía porque ser ambicioso, de hecho se valoraba que no hubiera que recaudar dinero, ya que no era necesario para poder ayudar a los demás. Objetivos dominados por la realidad, centrados en comprobar que podemos hacer cada uno en nuestro contexto.

El elenco de propuestas fue enorme: ayudar a ancianos, inmigrantes, asociaciones de mujeres víctimas de violencia,  mendigos.. pero los proyectos vencedores fueron cuatro, uno por cada grupo de 3º de la ESO: Museo de la frontera, Colaboración con el centro de Educación especial Antonio Machado, Crazy Show por Nepal y Todos con Caritas.

 

palestinaNuestro Museo de la Frontera (3º D) consistió en crear un museo experiencial de la frontera, de modo que los visitantes recibían un pasaporte que  iba a marcar su experiencia. De hecho si recibías un pasaporte verde (extranjero fuera de la UE) podías acabar en un CIE y sufrir el encarcelamiento durante unos minutos.

Cada una de las fronteras estaba realizada con Minecraft, de modo que podían mostrarte la frontera mientras que unas guías te explicaban el porque de esa frontera. Trabajamos con varias fronteras: Palestina, Austria-Alemania, España-Marruecos y España-Portugal, Kuwait-Irak y por último nuestro temido CIE.

La entrada al museo podía ser con dinero o con alimentos no perecederos.

 

20150605_121400La colaboración con el centro Antonio Machado (3ºB) fue mágica. Es un centro de Educación especial, así que preparamos una actuación de carácter visual para que todo el alumnado pudiera disfrutarla.

Así estuvimos trabajando un espectáculo de luz negra y otro espectáculo con LEDS. El resultado fue bastante bueno, a pesar de que tuvimos que ensayar con los pocos medios que disponemos en nuestras clases. Ellos nos hicieron una gymkana, en la que tuvimos que adaptarnos a sus circustancias: una prueba olfativa y táctil, otra que consistía en pintar con la boca, trabajar el lenguaje con signos y pictogramas, así como dirigir una silla de ruedas eléctrica.

Os puedo asegurar que fue una experiencia memorable, que se repetirá en un futuro.

El Crazy Show por Nepal fue el más trabajoso, ya que tuvimos que ensayar en mis clases,  y hacerlo con cerca de 30 alumnos que se iban turnando no es nada sencillo. En este grupo (3º A) decidieron organizar un espectáculo para recoger o dinero o alimentos no perecederos. El Crazy Show es un espectáculo cómico-musical, en el que suenan canciones de forma ininterrumpida durante varios minutos, en nuestro caso fueron 30 minutos sin parar. En cada canción hay que hacer una cosa diferente, por ejemplo se bailaron cosas tan diferentes como Village People, Joselito, el Fary o Michael Jackson.

Al salón de actos acudieron más de 100 personas. Sin dudarlo fueron increíbles muchos momentos, entre otros motivos porque yo mismo participé del espectáculo.

Todo el alumnado ha destacado esta actuación como lo mejor del trimestre.

IMG_20150601_181934

Nuestra última colaboración fue especial, ya que consistió en ofrecer nuestra ayuda y colaboración a Caritas. Todos con Caritas (3º C), quería iniciar su colaboración para ayudar a los inmigrantes que vienen a la aceituna, pero esta ayuda queda un poco lejana en Junio. Así que decidimos colaborar con ellos en el reparto de bolsas de comida, organización y selección de ropa, y de paso conocimos la realidad de nuestra ciudad. Sorprendía el hecho de que sólo en Úbeda, haya casi 400 familias que son atendidas por Caritas. 

Fue una realidad impactante, porque comprobamos como la mayoría del voluntariado cuenta con una media de edad de 50 años o más. Pudimos ver como personas de 60 o 70 años mueven cajas y bolsas que pesan muchos kilos, y como hay más personas de las que imaginamos en el umbral de la pobreza.

Realidad, acción, aprendizaje, que tus alumnos te digan que quieren ser voluntarios/as. Prácticamente todos/as han destacado en su portafolio trimestral que esta actividad ha sido la que más les ha gustado del curso. Aprendizaje servicio y experiencias memorables van de la mano.  Todo para entender que la pobreza y el subdesarrollo no es algo que esta al otro lado de la frontera.

Si queréis saber más en la entrada del post hay una presentación con fotos.

Crea tu juego del Imperialismo, la 1ª Guerra Mundial y la Revolución Rusa. #abp #pbl


179

Jugar es un verbo inspirador, porque como amar y soñar no soporta el imperativo. El juego es una expresión de libertad y un universal antropológico de los niños y niñas. Dos niños/as puede que no hablen el mismo idioma, pero si los ponemos a jugar probablemente encontraran el modo de comunicarse.

De modo que plantear el juego como metodología educativa no puede resultarnos extraño. Esa metodología se llama Aprendizaje basado en Juegos (ABJ o GBL)) y es una variante del Aprendizaje basado en Retos (ABR o CBL). La diferencia reside en que en el ABR, es necesaria una implementación de una solución al reto propuesto, mientras que en el ABJ no es necesaria esta, ya que el juego no tiene porque tener una aplicación en el mundo real, sino que es una simplificación de este.

Estoy convencido de que conocéis el ejemplo de Quest to Learn. Un grupo de escuelas de los Estados Unidos que han tomado esta metodología como fundamento. Otro caso muy interesante es el de John Hunter y su World Peace Game.

Ambos ejemplos fueron mi inspiración así que decidí lanzarme a desarrollar esta metodología en mis clases. En mi caso fue un paso natural, ya que desde hacía dos años trabajaba las tareas integradas en clase, así que no supuso un cambio radical. Sin embargo, esto no me mantuvo exento de cometer fallos, quizás, el más grave fue permitir que los alumnos crearan juegos del tipo Trivial o Pictionary. Os preguntaréis porque lo considero un error, es bien sencillo. Si en mis clases quiero desarrollar procesos relacionados con los verbos Crear o Evaluar, no puedo permitir que mi alumnado se deje llevar por lo más fácil y se quede en los procesos más simples de las Taxonomía de Bloom. No es este el único motivo, si permito que creen juegos de ese tipo lo que crean son “exámenes camuflados de juego”, ya que no necesitan profundizar en los contenidos para poder desarrollar el juego. basta con hacer unas cuantas tarjetas con las pruebas o preguntas.

133

El siguiente paso fue copiar el esquema de trabajo de Quest to Learn y proponer una estructura básica de juego. Esta estructura es la siguiente:

Objetivo. Que debemos hacer para ganar.

El reto o retos. El conjunto de dificultades que tienes que sobrepasar para conseguir que el juego sea suficientemente interesante y que no sea demasiado difícil.

Las acciones del juego. Lo que debo y puedo hacer en el juego, siempre son verbos: correr, saltar, apostar, derrotar, convencer.

Los componentes del juego. Son los elementos físicos que necesitas para el juego: tablero, dados, cuerdas, rodillos, palillos, plastilina, tarjetas.

El espacio donde se desarrolla el juego. Puede ser físico o virtual, de igual modo podemos fijar las condiciones físicas del mismo.

Como ejemplo del desarrollo de juegos, os presento una secuencia didáctica de ABJ que llevo desarrollando desde hace unos años. Consiste en aprovechar los contenidos del Imperialismo, la 1ª Guerra Mundial, la Revolución Rusa y la 2ª Revolución Industrial, de modo que mi alumnado de 4º de ESO desarrolle un juego inspirándose en lo que hemos trabajado en clase. Os puedo asegurar que los resultados son impresionantes, de hecho este año se han superado y han creado unos juegos que han superado todas mis expectativas.

Posdata: Esta tarea se realizó hace dos meses pero no la había publicado todavía, ya que pensaba publicarla en otro lugar.

 

Museo virtual accesible. Una tarea para la Historia del s. XX. #abp #pbl


IMG_20150621_125132
Tengo la enorme suerte de trabajar con compañeros/as que apoyan al instante mis locuras. En este caso hablé con mi compañero Jesús Martínez y le propuse crear una tarea integrada en colaboración con el aula de apoyo a la integración, de modo que Jesús y David, pudieran trabajar con sus compañeros de clase en el aula ordinaria y en la de apoyo. Como ejemplo os dejo el blog que han creado durante este mes y medio de trabajo.

La idea es sencilla. Crear un museo virtual de la Historia del s. XX, tanto en lo que se refiere a España como al contexto internacional. Así que se crearon los grupos y se repartieron los contextos, de modo que cada grupo tenía que:

– Elaborar un mapa conceptual y un resumen de una cara de su contexto.

– Adaptar esos materiales para que sus compañeros Jesús y David pudieran ser los guías del museo, y que Jesús Martínez pudiera trabajar con ellos en el aula de apoyo.

– Elaborar uno o dos productos para el museo,  y que esos productos estuvieran adaptados a discapacitados visuales, auditivos y cognitivos.

Ha sido una tarea ardua y ha costado que los chavales se concentraran teniendo en cuenta el final de curso, pero ha habido grandes sorpresas. Entre otras comprobar como el grupo de Jesús, David y Felipe explicaban a alumnos/as de Magisterio, docentes… la 2ª Guerra Mundial, el Franquismo y la Guerra Civil. Para mi y para Jesús Martínez, ha sido la primera vez que hemos conseguido adaptar esos materiales para que ellos pudieran trabajarlos de forma autónoma, y conseguir que alumnado de otras clases se interesaran por el trabajo.

Destacables han sido:

a) los diarios del niño judío y del francotirador ruso.

b) la galería de objetos elaborados en los campos de concentración gracias al trabajo de los presos

c) las comparaciones entre el Nazismo y el Imperio de Star Wars

d) La practicopedia del Totalitarismo comunista ruso

e) así como el Franquismo y la Guerra Civil, explicados por un “autómata” que simulaba ser un guardia civil y los conceptos extraídos de un diccionario de la etapa franquista, en los que podemos comprobar la visión parcial de la realidad en esta época.

Os dejo algunos ejemplos para que comprobéis como ha evolucionado todo, pero os puedo asegurar que se repetirá una tarea de este tipo. Me ha permitido integrar al alumnado de una manera especial, y creo que solo por ese hecho merece la pena trabajar por proyectos.