¿Cómo transmitir mi pasión por las metodologías activas?

medium_4441155157Compartir con tus compañeros tu pasión por las metodologías activas es un tema arduo y complicado. Como afirma mi compañero Jesús Martínez, cualquier cambio educativo requiere de muchos cafés y muchas guardias de recreo, porque los cambios solo se pueden hacer mediante el convencimiento y partiendo de la buena fe.

Partir de esa  premisa es fácil, lo difícil ha sido plantearlo a compañeros docentes. Compañeros y compañeras que llevan en la Educación veinticinco años y a los que no podemos minusvalorar. No podemos menospreciar su profesionalidad y experiencia,  y ahí esta el dilema. Como afirma Fernando Trujillo no debemos insultar a los docentes, no puede llegar el listillo o la listilla de turno y explicarles como se deben hacer la cosas. Que llevan equivocados años y años, que sus metodologías son obsoletas y que el alumnado reclama otro tipo de cosas. Si haces esto, estás vendido, porque entre otras cosas, no solo les estás insultado, además el cambio implica miedo e inseguridad.  El cambio supone un salto al vacío, un paso atrás, significa pasar de ser el que dirige la clase, a trabajar de forma horizontal, a darte cuenta que “el arte de dirigir una orquesta, consiste en saber cuando se debe abandonar la batuta para no molestar a la orquesta”. Como podéis imaginar no todo el mundo está dispuesto a aceptar esto, porque no todos los docentes están dispuestos a sacrificar su tiempo o el poder de dirigir su clase.medium_4278434497

Este ha sido el camino que hemos transitado este año. En mi centro, se ha plantado una semilla que está creciendo, se está asentando una preocupación por la atención a la diversidad y por el cambio metodológico. Esa semilla está creciendo más fuerte de lo que pensaba, comenzó por un grupo de trabajo y ahora esta echando raíces. Si para algo ha servido el tiempo dedicado a las reuniones en los recreos, horas libres y las interminables tardes, sin dudarlo ha sido para afianzar que mi camino como francotirador educativo ha terminado. El futuro de la Educación y de mi centro, es caminar junto a otros docentes para conseguir la Educación que queremos,   parafraseando a Salinas “esa que no te viste y que yo veo”.

Os dejo las presentaciones que he utilizado para trabajar los inicios del grupo de trabajo.

photo credit: jonycunha via photopin cc
photo credit: Camdiluv ♥ via photopin cc

Ludificación en el aula y Jornadas de Intercambio de Experiencias en CC.SS

Me reconozco como bloguero, es un medio que me gusta y que me hace reflexionar sobre lo que hago y lo que dejo escrito, y lo que queda escrito forma parte de mi mismo y de la proyección del trabajo de mi alumnado y mío en la red. Esa proyección en la red me ha permitido tener el honor de participar en dos eventos de carácter educativo, dos eventos que casualmente han coincidido en el tiempo con lo que eso supone para un docente.

Siempre que se ha reconocido mi labor y la de mi alumnado he dicho que es un honor. Doble honor, porque tu trabajo lo reconocen docentes y porque lo hacen cuando estás vivo, lo cual le da aún más valor.

Así que durante esta semana he viajado a Córdoba para asistir como ponente a las VI Jornadas de intercambio de Experiencias en Ciencias Sociales. La verdad es que ha sido una experiencia muy rica, ya que nunca había participado como ponente en un CEP y mucho menos ante tantos docentes de la especialidad. Es triste reconocerlo pero en nuestra especialidad no existen demasiados eventos de este género, así que el que se realicen estas jornadas es un logro del que deben sentirse orgullosos, tanto José Moraga como todo el profesorado de Ciencias Sociales que se preocupa de mantener viva la llama.

El título de mi ponencia hace referencia a una cita de Montessori, en la que afirma que el éxito de un docente es poder afirmar que sus alumnos trabajan como si no existiera. Sobre esa cita se orientó mi charla, sobre el uso de mis cuatro pivotes para conseguir que yo desaparezca poco a poco del aula. Esos pivotes son:

– La clase invertida, entendida según el modelo de Manuel Jesús Fernández Naranjo “Se trata, no tanto de hacer lo contrario para hacer prácticamente lo mismo, sino de darle protagonismo al alumnado, que ellos tomen sus decisiones en el aprendizaje”. De igual modo hablé de mi propuesta de invertir (tu) en clase, es decir, dedicar tiempo a la creación de materiales, recursos, que luego ellos puedan utilizar y aprovechar el tiempo en clase para trabajar metodologías activas.

– Las tareas integradas y el aprendizaje cooperativo, ambos ejes vertebradores del trabajo en mi aula. El alumno aprende haciendo y trabajando en equipo.

– La ludificación del aula, un elemento que permite aumentar el compromiso y el “enganche” del alumnado, la igual que permite orientar el trabajo en el aula hacia el trabajo cooperativo, fomentando e incentivando la ayuda al otro, es decir, yo soy si tu eres.

La otra ponencia se desarrolló en Madrid, era un encuentro de maestros de español de toda Europa denominado “Enredando palabras”, amparado por el eTwinning y que sirvió para exponer las conclusiones de mi proceso de Ludificación del aula. Si bien me considero un novato en este tema, es verdad que el uso de la Ludificación (o Gamificación) puede ser un elemento muy interesante en el desarrollo de nuestras clases, siempre y cuando no caigamos en el error de obligar a nuestro alumnado o querer crear un sistema de “Puntificación” que estimule la competición y el individualismo salvaje. La ludificación es una herramienta muy poderosa al servicio de la gestión de las emociones y sentimientos para fomentar el compromiso con el proceso educativo.

Ha sido un placer poder compartir mi experiencia y mis errores con vosotros. Nos seguiremos viendo en la red, donde seguiré publicando lo que ocurre en mi aula.