Motivación y #gamificación. Extrínseca e intrínseca, condenadas a entenderse


pacmanCuando uno se plantea un proyecto de gamificación se enfoca a motivar. Queremos dar un sentido, una historia, un desafío que haga de nuestras aulas lugares donde se viven experiencias memorables.

Para ello me guío por tres tipos de elementos esenciales en un proceso de gamificación, y que yo incluyo en el proceso previo a la comprobación de que mecánicas, dinámicas y componentes de juego nos interesas. Esos tres elementos son: las recompensas, la posibilidad de participar solo o con otros/as, y la creación de un entorno competitivo y/o cooperativo.

La motivación, al menos para mi, no es puramente intrínseca o extrínseca, ambas deben guardar relación. La motivación intrínseca se compone de cuatro elementos:

  • Interrelación. La posibilidad de poder participar, actuar en compañía de otros, especialmente si esas personas son nuestros amigos/as. Somos seres sociales al fin y al cabo.
  • Autonomía. La capacidad para poder ser independientes y poder seguir nuestro propio camino, sin que nadie nos dirija.
  • Dominio o Maestría. La posibilidad de ejercer, demostrar y poner en práctica nuestras virtudes, habilidades y capacidades, es decir, que los demás sepan en lo que realmente somos buenos.
  • Propósito. La intención de hacer algo grande, de ser mejores, de cambiar el mundo. Ser nuestra mejor versión de nosotros mismos.

Esta se complementa con los elementos de la motivación intrínseca, que son cuatro:

  • Estatus. Mejorar nuestra posición dentro del grupo.
  • Acceso. Poder contar con acceso a determinados sitios, recompensas, privilegios, a los que no todo el mundo puede. El caso más claro serían las tarjetas VIP o viajar en Primera.
  • Equipamiento. Contar con objetos que identifiquen nuestro estatus y nuestro nivel. Como es el caso de los iPhone, los accesorios exclusivos de determinados diseñadores..
  • Poder. Contar con poder sobre determinados aspectos: ir más rápido, pagar menos, tener más tiempo para hacer las cosas, no tener que esperar, no tener que compartir.

n5

Como es lógico las recompensas guardan una enorme relación con las motivaciones extrínsecas. Por ejemplo cuando hablamos de niveles en gamificación  educativa eso guarda relación con el estatus (estoy por encima de ti) o con la posibilidad de tener más poder, por ejemplo, poder ir al servicio cuando quieras.

hackerPero ambos tipos de motivación están ligados. En mi caso, la interrelación es esencial, ya que el aumento de niveles conlleva también la posibilidad de elegir el compañero con el que trabajas. De igual modo una opción de poder es subir de nivel y poder tener acceso a la carta Hacker, una carta de poder que te permite cambiar una regla o incluir una, lo que significa que has dado muestra de tu independencia y puedes elegir tu propio camino.

Podemos aumentar más la autonomía cuando dejamos que sean ellos mismos los que escojan que trabajar, por ejemplo, trabajando por proyectos. Y añadir la maestría al permitir que los productos finales se adapten a las características y querencias de cada alumno/a: una canción, diseñarlo con Minecraft, crear iconos con el Hama. O lo que es mejor que cada grupo se pueda crear su avatar para el proyecto de gamificación.

Incluso el propósito puede trabajarse. En todos mis procesos de gamificación es esencial el punto karma, una carta que para ser usada te la deben regalara otros miembros, lo que promueve la interrelación, y a larga un sentido de propósito, ya que el último reto es un proyecto de Aprendizaje-Servicio que culmina con una recompensa que solo puede alcanzarse cuando todo el grupo-aula decide cooperar para alcanzar la carta culmen.

karma

Otro aspecto que se puede incorporar para trabajar el propósito y otros elementos más acordes a valores positivos son los iconos positivos.. En Colonizadores de Marte usé esos iconos, personas que realmente deberían aparecer en monedas y billetes: Teresa de Calcuta, Gandhi, Vicente Ferrer. Eran los representantes del cooperativo, una moneda social que se deprecia un 20% cada trimestre para evitar la especulación.

cooperativo.png

Es más, esta misma motivación puede originar que un proyecto de gamificación iniciado para ser competitivo e individualista, se transforme en un proyecto donde lo esencial es contar con el apoyo del otro y cambiar a una actitud cooperativa, donde la solidaridad con el otro se pueda recompensar con cartas que te permitan librarte del cuestionario obteniendo la nota máxima o que tu compañero y tu mismo escojáis el cuestionario que queréis hacer.

¿Qué nos quedaría por resolver? Crear una narrativa atrayente y que cuadre con nuestros objetivos y con el curriculum de nuestra asignatura. Existen muchos modelos interesantes como el Ciclo del Héroe o las funciones del cuento de Propp.

Sin embargo considero más interesantes los modelos que he descubierto en estos últimos meses.

Uno es el canvas para diseñar narrativas de Pepe Pedraz

Captura de pantalla 2017-02-14 a las 23.19.17.png

El siguiente es el canvas de storytelling de Diego Arroyo. Me encanta el que se centre en la creación de Superheroinas.

captura-de-pantalla-2017-02-14-a-las-23-23-26

El último ejemplo es el mas completo, y el mas difícil. Es la tabla periódica de la narrativa, donde podremos encontrar toda una serie de elementos que nos pueden ayudar a crear una buena historia.

Captura de pantalla 2017-02-14 a las 23.27.02.png

Si quieres conocer algo más de mis proyectos de gamificación te invito a visitarlos.

http://jlred1978.wixsite.com/colonizadores-marte

http://jlred1978.wixsite.com/corporacracy

La pública me dio la vida. SAFA los pinceles.


Fábula_(El_Greco,_c._1600).jpgHe querido parafrasear al Greco, porque muchas veces me he sentido así. Durante toda mi trayectoria educativa he estudiado en la Educación Pública, y gracias a ella obtuve todos mis títulos, entre otros la licenciatura que me permite ser docente en la SAFA de Úbeda.

Nunca me hubiera imaginado trabajando en la concertada, pero era más difícil para mi acceder a un puesto como docente en la pública. Mi familia no tenía dinero para poder pagarme la academia de las oposiciones, y aunque conseguía trabajar, era difícil poder ahorrar lo suficiente para poder pagarla. Ya sabemos que es bastante difícil aprobar las oposiciones sin contar con el apoyo de una academia.

Sin esperarlo me llamaron para cubrir una plaza en el año 2005, y allí descubrí un centro concertado que se enorgullecía de atender a los más necesitados. Antes a los niños huérfanos de la guerra, y en la actualidad a otro tipo de necesitados. Tanto es así que en el año 2014 ganamos el Premio Nacional de Educación a la atención de las necesidades educativas especiales.

Mi colegio, lo llamo mío porque así lo siento, no selecciona al alumnado, no obliga a nadie a estudiar religión, admite a alumnado gitano, inmigrante y con graves dificultades económicas, sociales y con hándicap. A todos mis compañeros y compañeras docentes se nos identifica por el orgullo SAFA, y no nos sentimos identificados con un centro segregador o que intenta imponer su credo religioso. Yo mismo soy un ejemplo: no estoy casado y mis hijas no están bautizadas, y aunque no os lo creáis no se me juzga por ese motivo.

Por eso me sorprende que la Delegación de Educación de Jaén quiera suprimir una línea de la ESO. Alega problemas de ratio, problemas que sufren otros centros públicos de la zona. Me sorprende que esto suceda, sobre todo, teniendo en cuenta que nuestro centro cuenta con una residencia escolar. Residencia que acoge a alumnado con una problemática social, familiar, económica e incluso psiquiátrica, y que es el mismo que llena esa línea de la ESO.

Mi intención no es luchar contra la Educación Pública. Mi única lucha es la de una Educación de calidad, equitativa y de inclusión. No quiero que se cierren líneas,  ni públicas ni concertadas, ya que entiendo que nuestro objetivo es común, y que este cierre de líneas responde a motivos políticos e ideológicos, más que a criterios educativos.

Yo soy, porqué la Educación pública me acogió y me permitió convertirme en docente. Ahora bien, no voy a negar mi orgullo y mi pasión por la SAFA. Ella me dio los pinceles para ejercer mi vocación, y me enseñó que debemos educar a todos, con independencia de su origen, género, etnia..

 

#Gamificación y el Ciclo del Héroe. Taller y ponencia en el IKF del Antonio Calvín.


Hace unos meses me invitaron a un evento. Era el International Knowledge Fair que se celebraba en el IES Antonio Calvín de Almagro, ya conocía a docentes de ese centro que trabajaban con metodologías activas: Inma Contreras y Virginia Capilla. Además el evento era especial, debido a que reunía a docentes y alumnado de toda Europa, con la intención de crear una feria de promoción de la Educación. La idea prometía, así que les dije que si.

Mi participación consistiría en una pequeña ponencia sobre la Gamificación, para posteriormente realizar un taller sobre el tema. Quería hablar sobre un tema esencial, la narrativa. Aproveché mi experiencia en Colonizadores de Marte y Corporacracy para hablar sobre el Ciclo del Héroe. Una teoría narrativa que Joseph Campbell describió en su libro El Héroe de las Mil Caras, y que sirve para comprobar como evoluciona la historia del héroe o heroína en historias como la Odisea o la Guerra de las Galaxias.

Mi ponencia versó sobre como había aprovechado las diferentes fases del Ciclo del Héroe en mis proyectos de gamificación. Como había aprovechado la llamada o el guardian del umbral, y como había aspectos que no había conseguido delimitar.

Para darle más motivación al taller posterior, durante la ponencia coloqué encima del escenario mi caja con toda una serie de candados. Eso sirvió para lanzarles el desafío: conseguir abrirla y poder acceder a todos los materiales que había creado para el Taller de Gamificación. El efecto novedad estaba lanzado y como era de esperar funcionó.

El taller fue genial. No porque yo lo hiciera bien, lo que realmente funcionó fue la predisposición y la motivación que se respiraba en el ambiente. Fue un verdadero placer compartir mi experiencia con ellos, al igual que poder conocer a docentes de la talla de Eduardo Marín, mi paisano, y que fue el ponente que abrió la Feria.

Ha sido una experiencia realmente reconfortante. Espero que haya más eventos de este tipo.

Estructuras cooperativas para trabajar Ciencias Sociales #cooperativo #cooperative


coopera-y-find

El Aprendizaje Cooperativo es una estrategia esencial para cualquier docente. Es lo más fácil para iniciarse, ya que conocer las estructuras simples es relativamente sencillo. Su belleza radica en que cuando crees controlarlo descubres que puedes mejorar en como organizas los agrupamientos y descubres que la palabra heterogéneo contempla muchas más variedades de las que imaginas. O descubres una nueva estructura, o nuevas herramientas para afianzar el andamiaje y la evaluación, o como es la estrategia fundamental y más eficaz para poder atender a la diversidad en el aula.

Poder denominarse experto/a en Aprendizaje Cooperativo queda en manos de pocos, ya que controlar y dominar las múltiples especificidades de esta estrategia, requiere mucho tiempo y mucha práctica. Me gustaría poder ser experto en esta estrategia, pero no lo soy.

Eso no quita que reconozca su enorme valía y quería mostraros como trabajo algunas estructuras en el aula. Casi todas las que voy a mostrar son estrategias que he trabajado con la unidad didáctica de Urbana de 3º de ESO.

La primera estructura es un Rompecabezas bien sencillo. Un rompecabezas busca repartir el material entre diferentes equipos, de modo que se les obligue a necesitarse los unos a los otros, ya que para responder las preguntas tienen que unir todas las piezas del puzzle. Es una estructura genial, ya que obliga que exista la interdependencia positiva. Recoge los principales conceptos de la Geografía Urbana de 3º de ESO y sirve como elemento introductorio para la unidad.

La siguiente estructura que usé fue un Folio Giratorio. Estructura sencilla y ultraconocida, en la que mi única diferencia es que pido que haya diferentes grafías, lo que demuestra que todos han aportado algo. Lo importante aquí no es la estructura es la imagen que usé para simular una ciudad y trabajar los posibles problemas que puede tener una ciudad. Gracias a Montse Martín (@Negrevernis), pude construir una ciudad simulada mediante la aplicación Hexographer.

mapa ciudad.png

Las siguientes estructuras me encantan. Una se llama Niveles, y consiste en crear un documento previo en el que se establecen diferentes niveles de dificultad. Los grupos se pueden organizar en parejas o grupos de cuatro. Se dejan uno o dos minutos según la dificultad, para que individualmente resuelvan el ejercicio, y luego se deja otro minuto o dos para que lo corrijan en pareja o en gran grupo. Así se hace de forma sucesiva para ir comprobando al nivel de dificultad que llega nuestro alumnado de forma individual y grupal. Esta estructura nos da una información genial sobre el nivel individual de nuestro alumnado, y que alumnos/as tienen un gran nivel de desempeño, así como su nivel de competencia cooperativa y su disposición a ayudar a los demás. 

En esta estructura podemos favorecer la confianza de nuestro alumnado, especialmente si detectamos al alumnado más reticente a explicar en el aula y les pedimos que respondan los niveles más sencillos.

La otra estructura es una inversión de la 1-2-4 y se llama Equipo-Pareja- Solo. Para ellos se crea un documento previo en el que se establecen diferentes actividades, al principio trabajan en equipo durante uno o dos minutos, luego comienzan a trabajar en pareja para terminar trabajando solo. Durante este tiempo el docente comprueba cómo trabaja el alumnado de forma individual y grupal. Es una estructura genial para permitir que el alumnado coja confianza y descubran que con un poco de ayuda pueden llegar a trabajar solos.

La última estructura es un Bingo Cooperativo. La idea es sencilla, consiste en crear preguntas sobre una unidad, y debemos ir buscando una persona que sepan responderlas, de modo que el alumnado tiene que buscar a quien cree que lo sabe y apuntar su nombre. Una vez que tienes una línea o un bingo el docente pregunta y comprobando que las personas que aparecen en el cartón de bingo saben las respuestas.

En mi caso lo hice con la unidad de Población de 2º de Bachillerato. Uní a las preguntas algo alejado de los contenidos (ejercicio físico, contar un chiste..), y los saqué fuera del aula para que pudieran respirar y moverse. Lo que más les gustó es que por cada linea y por cada bingo les entregaba una chuchería, que servía como pequeño detonante para aumentar su motivación.

Adentrarse en el mundo del Aprendizaje Cooperativo es un tema apasionante, y que cada año me descubre nuevas puertas o nuevas facetas que no había contemplado.

 

¿Qué pasaría si descubres que tu abuelo no murió en la Guerra Civil?. Un proyecto personal y vivido.


dscn3240

La Guerra Civil es un acontecimiento histórico que mucha gente no superó, y eso se tradujo en secretos, venganzas, fosas comunes, abandonos, familiares de los que no se supo nada. Esa es mi historia, una de tantas. Una historia que hasta los 21 años pensaba que era la de un muerto más en las trincheras de la Guerra Civil, y que para mi sorpresa se convirtió en la historia de mi abuelo Luis.  Luis nació en Villanueva del Arzobispo, y por casualidades de la vida terminó viviendo en Úbeda, donde tomó partido por el bando republicano. Eso le costó caro, ya que terminada la guerra fue encerrado en campos de concentración, hasta que decidió rehacer su vida en Valladolid, lo que supuso el abandono de mujer y tres hijos. Imaginaos la situación de mi abuela y mi padre: el hambre, el ser repudiados por rojos, la pobreza y tener que comer cáscaras de habas para poder alimentarse.

Este fue el acicate para mi curiosidad. No podía descansar hasta descubrir el motivo por el que mi abuelo abandonó a su familia, sin embargo el tiempo, otros quehaceres y las excusas que nos ponemos a nosotros mismos, hicieron que no emprendiera la investigación hasta este año.

Cual no sería mi sorpresa cuando descubro que existe una web sobre represaliados de la Guerra Civil. Gracias a ella, descubrí que mi abuelo había estado condenado por subversión marxista, no solo eso, gracias a esa web descubrí el segundo apellido de mi abuelo, que había estado viviendo en Valladolid y la gran sorpresa: Luis Redondo aparecía en varias webs sobre la historia del Franquismo e incluso aparecía en varios libros. Había fundado junto a otra persona un grupo de resistencia antifranquista, con la esperanza que la victoria aliada en la 2ª Guerra Mundial supusiera el fin de la dictadura. Sus acciones consistieron en realizar propaganda contra la dictadura franquista, (pintadas, pasquines) así como conseguir armas, municiones y explosivos para prepararse.

Mis pesquisas me obligaron a abrir varias vías de investigación. Acudí a Valladolid y allí descubrí que mi abuelo se había casado, pero no pude descubrir más, así que mi siguiente paso fue investigar on line. Fue gracias a la enorme colaboración y presteza de la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid, que pude por fin ver a mi abuelo, ya que sus fotos, si existieron fueron eliminadas por mi familia.

Captura de pantalla 2017-01-16 a las 23.04.40.png

Mi emoción y sorpresa no paraba de crecer. Por fin veía la cara de mi abuelo, sabía donde había vivido, pero no sabíanada más. Mi curiosidad no me dejaba descansar, por lo que me puse en contacto con la Real Chancillería de Valladolid, lo que me condujo al Archivo de Instituciones Penitenciarias. Su participación en el grupo Fuerzas Libres del Interior, le había supuesto una condena a prisión de 25 años en la Prisión Central de Burgos. Esta condena se vio reducida a casi 12 años, gracias a que una persona le patrocinó para conseguir su libertad vigilada.

Mi abuelo murió en 1971. No lo hubiera podido conocer aunque quisiera, pero me quedan muchas preguntas por resolver: ¿con quién se casó?, ¿tuvo más hijos? o ¿por que abandonó a su familia?.

Hay dudas que me corroen. Quizás la más grande es descubrir si la imagen del niño que aparece en uno de los expedientes es de la su hijo. Si la imagen que preside esta entrada.. La aventura continúa y esta investigación seguirá adelante  con mi alumnado. Es más que probable que si vuelvo a dar clase en 4º de ESO creé un proyecto inspirándome en esta historia personal.

P.S. Me gustaría poder incorporar documentos, pero no quiero  y no puedo comprometer a otras personas.

 

El derecho a la inclusión educativa


captura-de-pantalla-2016-11-16-a-las-19-24-26

Si preguntamos a un centro o a un docente por la atención a la diversidad en el aula afirmará con rotundidad que la cumple, y sin embargo, para muchos docentes la inclusión como cultura y política, es una pesada carga, un lastre para sus clases.. Algo que contraviene la legitimidad de exigir estas prácticas, culturas y políticas inclusivas. Si, exigir, por que la inclusión es un derecho.

Derecho del que nosotros, los docentes, somos garantes del cumplimiento de ese derecho en nuestras aulas. Y es que algo nos debe quedar bien claro: no nos pagan por enseñar, nos pagan por garantizar el aprendizaje, y eso implica trabajar con todo el alumnado, independientemente de su rendimiento en el aula, o  si sufren una (dis)capacidad. Debemos partir del principio de neurodiversidad. En nuestras aulas existen tantas formas de aprender como alumnado tenemos, tantos cerebros diferenciados, que debemos buscar estrategias y metodologías que se adapten a todo el alumnado. Comprender que nuestro cerebro es plástico y que las múltiples tests de inteligencia, creatividad.. son indicadores de rendimiento, que no de capacidad.

Por último, entender que la atención a la diversidad, al menos para mi, consiste en atender a todo nuestro alumnado en el aula ordinaria el máximo tiempo posible y todo lo que sus necesidades se lo permitan. Que existen medidas como la docencia compartida o la programación multinivel que pueden promover una atención a la diversidad tan efectiva, que  se haga factible el suicidio del PT.

estudiantes-esper-para-ser-detenidos-dchos-civiles

Es verdad que toda la responsabilidad no puede recaer en nosotros. Existe un sistema interescolar que nos afecta: pruebas de rendimiento, PISA, un currículum marcado por la ley. También hay todo un sistema económico y social que no depende de nosotros. Esto no quita, que al igual que todos los grandes movimientos sociales y luchas por los derechos: población negra, feminismo, lucha por los derechos civiles .. En todos y cada uno de ellos las Educación ha sido un pivote fundamental en sus exigencias, ya que la Educación, pese a quién le pese, sigue siendo el principal promotor de ascenso y reconocimiento social. La salvedad en este movimiento y lucha por la inclusión, es que algunos y algunas de los afectados no tienen la posibilidad de quejarse y luchar por sus derechos, así que los que creemos en la inclusión tendremos que gritar más fuerte. Quizás así nos escuchen.

Toda una vida de proyectos.. Listado de proyectos/tarea de CC.SS. de 4º ESO. #abp #pbl


Trabajar por proyectos o por tareas en Historia es muy arduo, requiere mucha imaginación y algún que otro artificio para conseguir que el producto o productos finales se acerquen a la realidad del alumnado. Lo que supone un reto enorme, especialmente para mi, ya que no es mi especialidad.

Comencé a trabajar por proyectos y tareas en Historia cuando ya lo había hecho en Geografía, así tenía menos inseguridades. Mi primera tarea fue la creación de un producto de la Ilustración, producto que debía tener un envoltorio, una caja y unas instrucciones que nos permitieran retrotraernos a esa época. Esa tarea funcionaba, pero era muy parcial, no cubría todos los contextos que me interesaban, así que evolucionó hacia la creación de una Tienda de las era de las Revoluciones. La idea era similar, con la salvedad que había más contextos y más productos que diseñar, lo que implicaba abarcar todos los contextos históricos.

Mi cabeza no paraba de bullir y sacar ideas que pudieran funcionar, así que para intentar dar una visión global de la Historia desarrollé la tarea del Eje temporal viviente. Le puse mucha ilusión, igual que mi alumnado, pero no me terminó de convencer, tanto por la complejidad de la tarea, como por el escaso grado de comprensión que percibí en mi alumnado.

IMG_20140318_102427

Mi siguiente reto fue como darle sentido a un tema tan complejo como el s. XIX español: continuos vaivenes políticos, revoluciones, cambios sociales, industria, movimiento obrero.. Era muy difícil dar una solución, pero gracias al libro de Montserrat del Pozo descubrí que podía usar/copiar su idea sobre la creación de un parque temático. Así fue le di forma, de modo que mi alumnado debía crear un Parque temático del s. XIX. Una tarea excepcional por la diversidad de respuestas y soluciones que ofrece.

Anteriormente probé otra que me gustó. La idea era investigar a un personaje histórico de la época: vida, profesión, críticas, obras… para luego crear un currículum vitae del mismo, y que este se presentara a una entrevista de trabajo en la actualidad.

Sólo me quedaba cubrir el contexto histórico internacional de finales del s. XIX y principios del s. XX: Imperialismo, 1ª Guerra Mundial, 2ª Revolución Industrial y la Revolución Rusa. Otro contexto lleno de cambios sociales, políticos y económicos, que no conseguía encuadrar en ninguna tarea. A mi ayuda acudió mi pasión por los juegos de estrategia, guerra y de carácter histórico, por lo que decidí que mi alumnado podía crear un juego en el que las reglas/mecánicas, contenidos y personajes se inspiraran en algunos de esos contextos.

El último escollo era conciliar gran parte del s. XX, tanto en el ámbito nacional como internacional. En mi ayuda acudió el único proyecto colaborativo en el que yo he participado de lleno: El Barco del Exilio. Buceando en la historia con la ayuda de compañeros como Joaquín J. Martínez, Toni Solano o Manuel Jesús Fernández, recordé que en los libros suele estar la solución. A mi mente vino Tanguy, la novela de Michel del Castillo, que entroncaba todos esos contextos, y que además tenía una enorme significación para mi centro, ya que parte de la historia del libro transcurría en mi centro.

Fue el hilo narrativo de esta novela el que me permitió lanzar un proyecto que me enganchó, y que me hizo muy feliz. Gracias a el, pudimos hablar con personas que vivieron con Michel del Castillo, y comprobar como se entrelazaban las historias de la 2ª República, la Guerra Civil, la 2ª Guerra Mundial y el ascenso de los Totalitarismos, la Guerra Fría y el Franquismo.

Diseña tu producto ilustrado   Google Drive

El curso siguiente intenté creer algo similar, Callejeros en el Tiempo, pero fue un fiasco, tanto en lo personal, como para mi alumnado. En cierta medida sentí que me había defraudado a mi, y a mi alumnado, tanto es así que decidí no publicar nada. Quizás fue un error no permitir que otros docentes y yo mismo puedan aprender de los fracasos, pero cuesta tanto reconocer nuestros errores.

Mi último gran proyecto fue la creación de un Museo Virtual accesible. Fue genial, ya que sirvió para trabajar en conjunción con el Aula de Apoyo y con mi compañero PT, Manuel Jesús Martínez Martínez. La idea era sencilla conseguir que el alumnado y los visitantes del museo entendieran el contexto de cada uno de los stands, de modo que mi alumnado tenían que preocuparse de hacer accesible y comprensible ese contexto. Al igual que debían preocuparse para que sus compañeros David, Jesús y Felipe, todos con NEAE fueran los guías de este museo.

Las continuas relaciones entre el aula de apoyo y mi aula, la buena relación, el apoyo mutuo.. fueron un enorme impulso para mi. Por primera vez en mi vida como docente, me sentía satisfecho y pleno en lo que se refiere a la atención a la diversidad, entre todos lo habíamos conseguido.

Este, por ahora, ha sido mi trayectoria vital en la Historia… si bien quedan más sorpresas que lanzaré pronto. Historia personal vivida, investigada, y llevada a la actualidad.