Sé lo que hiciste el último verano. Curso de la AGE. (I)


age

Ha terminado el verano, al menos, para mi como docente y así termina mi obligado y necesario descanso de blogs, redes sociales y todo lo que me conecta con otros docentes.

Ha sido un verano jugoso en el que he tenido el placer de poder colaborar en dos cursos. El primero de todos ellos el  VIII Curso sobre la enseñanza de la Geografía en la Educación Secundaria, al que agradezco que me invitara Isaac Buzo.

En mi caso estuve hablando de incorporar las metodologías activas, el Aprendizaje Cooperativo y la enseñanza invertida en el aula. Todo desde una perspectiva geográfica, y que pude disfrutar mucho, ya que hacía mucho tiempo que no hablaba y compartía con compañeros/as geógrafos/as. Fue un momento muy intenso, entre otros motivos porque hacía un calor del demonio y porque disfrutaron de mi presencia a las 16:00 h.

Además pude comprobar como mis compañeros/as docentes mantienen su pasión por la materia y como intentan acercar la Geografía a la realidad del alumnado.  Acciones que intentan demostrar como la Geografía es una ciencia para la acción, y que ponen en resalte como la Geografía y su currículum está diluyéndose poco a poco en las Ciencias Sociales.

Entre estas acciones quiero destacar la enorme labor que está desarrollando la Universidad de Zaragoza, que ha conseguido que se cree una asignatura con una gran vocación de Geografía aplicada, es el “Análisis geográfico regional”  1º de Bachillerato. Un gran trabajo, que hay que reconocer a Mª Teresea Echeverría.

A pesar de que, como demostró  Rafael de Miguel, la inmensa mayoría de los retos a los que se enfrenta la humanidad tienen un marcado carácter geográfico. No olvidemos que John Dewey, el inspirador de la metodología de proyectos, afirmó que

«La unidad de todas las ciencias se encuentra en la geografía. La importancia de la geografía es que presenta la Tierra, como la sede permanente de las ocupaciones del ser humano».

Me hubiera gustado estar más tiempo y poder disfrutar de las ponencias de Manuel Pimienta, de Mónica Mora y de Pablo Jiménez.  Os dejo de todos modos el enlace de todas las ponencias para que podáis disfrutar de ellas.

Crea tu juego del Imperialismo, la 1ª Guerra Mundial y la Revolución Rusa. #abp #pbl


179

Jugar es un verbo inspirador, porque como amar y soñar no soporta el imperativo. El juego es una expresión de libertad y un universal antropológico de los niños y niñas. Dos niños/as puede que no hablen el mismo idioma, pero si los ponemos a jugar probablemente encontraran el modo de comunicarse.

De modo que plantear el juego como metodología educativa no puede resultarnos extraño. Esa metodología se llama Aprendizaje basado en Juegos (ABJ o GBL)) y es una variante del Aprendizaje basado en Retos (ABR o CBL). La diferencia reside en que en el ABR, es necesaria una implementación de una solución al reto propuesto, mientras que en el ABJ no es necesaria esta, ya que el juego no tiene porque tener una aplicación en el mundo real, sino que es una simplificación de este.

Estoy convencido de que conocéis el ejemplo de Quest to Learn. Un grupo de escuelas de los Estados Unidos que han tomado esta metodología como fundamento. Otro caso muy interesante es el de John Hunter y su World Peace Game.

Ambos ejemplos fueron mi inspiración así que decidí lanzarme a desarrollar esta metodología en mis clases. En mi caso fue un paso natural, ya que desde hacía dos años trabajaba las tareas integradas en clase, así que no supuso un cambio radical. Sin embargo, esto no me mantuvo exento de cometer fallos, quizás, el más grave fue permitir que los alumnos crearan juegos del tipo Trivial o Pictionary. Os preguntaréis porque lo considero un error, es bien sencillo. Si en mis clases quiero desarrollar procesos relacionados con los verbos Crear o Evaluar, no puedo permitir que mi alumnado se deje llevar por lo más fácil y se quede en los procesos más simples de las Taxonomía de Bloom. No es este el único motivo, si permito que creen juegos de ese tipo lo que crean son “exámenes camuflados de juego”, ya que no necesitan profundizar en los contenidos para poder desarrollar el juego. basta con hacer unas cuantas tarjetas con las pruebas o preguntas.

133

El siguiente paso fue copiar el esquema de trabajo de Quest to Learn y proponer una estructura básica de juego. Esta estructura es la siguiente:

Objetivo. Que debemos hacer para ganar.

El reto o retos. El conjunto de dificultades que tienes que sobrepasar para conseguir que el juego sea suficientemente interesante y que no sea demasiado difícil.

Las acciones del juego. Lo que debo y puedo hacer en el juego, siempre son verbos: correr, saltar, apostar, derrotar, convencer.

Los componentes del juego. Son los elementos físicos que necesitas para el juego: tablero, dados, cuerdas, rodillos, palillos, plastilina, tarjetas.

El espacio donde se desarrolla el juego. Puede ser físico o virtual, de igual modo podemos fijar las condiciones físicas del mismo.

Como ejemplo del desarrollo de juegos, os presento una secuencia didáctica de ABJ que llevo desarrollando desde hace unos años. Consiste en aprovechar los contenidos del Imperialismo, la 1ª Guerra Mundial, la Revolución Rusa y la 2ª Revolución Industrial, de modo que mi alumnado de 4º de ESO desarrolle un juego inspirándose en lo que hemos trabajado en clase. Os puedo asegurar que los resultados son impresionantes, de hecho este año se han superado y han creado unos juegos que han superado todas mis expectativas.

Posdata: Esta tarea se realizó hace dos meses pero no la había publicado todavía, ya que pensaba publicarla en otro lugar.

 

Construye tu juego del medio físico .. seguimos con el ABJ en Bachillerato


Harto ya de mantener una metodología expositiva, cambié la metodología en las clases de Geografía de Bachillerato. Si bien, lo que en un momento prometía ser un paraíso de calma y de paz para el alumnado y para mi, se convirtió en una lucha y una tensión tremenda. ¡Me había equivocado!.

Me equivoqué porque pensaba que iban a aceptar esta metodología como agua de mayo, pero no les gustó porque les suponía mucho trabajo. A pesar de que la mayoría del trabajo lo desarrollaban en clase, no tenían tiempo, ni ganas de trabajar las tareas. Incluso llegué a escuchar que algún alumno decía a mis espaldas: “No entiendo como perdemos el tiempo en estas tonterías. ¡Con lo bien que explica José Luis!.

Estaban tan cansados y presionados por la presión de los exámenes y la selectividad que n tenían tiempo para aprender. Además yo no supe ver que los estaba sobrecargando e hicimos demasiadas tareas integradas, lo que redundó, si cabe más, en el desprecio que le tomaron a este cambio.

Este año no me he rendido, simplemente he probado otro camino en el que se mejora y profundiza en el aprendizaje invertido: invirtiendo la evolución, invirtiendo en el proceso de creación de exámenes e “invirtiendo” en tiempos más sosegados para que no se sientan presionados por el peso de las tareas integradas.

20141203_142325

Así que en este trimestre sólo hemos desarrollado una secuencia didáctica. Se llama “Construye tu juego del medio físico” y es una secuencia inspirada en el Aprendizaje basado en Juegos. He de reconocer que los frutos han sido muy positivos, y  que los procesos de integración y multirelación han sido excelentes. Gracias a que he seguido la recomendación de Karl Kapp, es decir, si queremos desarrollar ABJ, no podemos permitir que creen juegos en la escala más baja de la pirámide de Dale y Bloom,. De modo que he prohibido los juegos de tipo pregunta-respuesta, Pictionary, o cualquier otra modalidad que implique un procedimiento y una habilidad demasiado simplista.

¿Qué ha provocado esto?. Un enorme desarrollo de creatividad e imaginación para intentar integrar los contenidos y los procesos de la Geografía Física. ¿Cómo podemos integrar el clima, relieve, hidrografía y vegetación de España, y además sea divertido?. Las respuestas han sido muy variadas, desde juegos de estrategia y guerra, en las que los recursos eran parte del medio físico, y había que apoyarse en determinados aspectos como el relieve para poder vencer. Hasta juegos de carácter histórico, que han servido para recrear etapas históricas en las que la dependencia del medio físico era muy grande, tal y como en el principio de la Edad Moderna en España.20141203_142437

Sin dudarlo el más meritorio ha sido Desafíate. Un juego en el que los jugadores tienen que crear combinaciones variadas en función de varias tarjetas, y su posición en un tablero que son varias ruedas que versan sobre diferentes aspectos del  medio físico. Os dejo una foto para que podáis comprobarlo.

 

Proyectos en Ciencias Sociales 2014


puño y aguaComenzó el año 2014 y nuevos proyectos han aparecido durante este curso. Quiero destacar de ellos su creatividad y su enorme potencial.

El primero es el proyecto “Diseña tu ciudad sostenible” de la profesora Rosa Liarte Alcaine.

La idea del proyecto reside en que los alumnos conozcan los sectores económicos y los apliquen en la creación de una ciudad. La ciudad tiene que ser sostenible y en el que se diferencien los servicios y actividades prestadas por el Gobierno y los que prestan las empresas privadas.

Los resultados se muestran en la presentación que creó Rosa para exponer su proyecto en el CITA. Os recomiendo que analicéis las enormes posibilidades que presta el proyecto: algunos crearon maquetas, otros lo hicieron usando MInecraft u otras aplicaciones y herramientas.

La idea del proyecto me ha gustado tanto que este año lo pienso incorporar en 2º de Bachillerato y en 3º de ESO.

El siguiente proyecto lo ideó Luis Miguel Acosta. Un docente al que creo que no se le reconoce todo lo que se debe.

Luis MIguel Acosta es uno de los primeros docentes de Ciencias Sociales que se que trabaja usando las tareas integradas y/o proyectos. Para mi ha sido un referente y la única pega que le puedo poner es que vive y trabaja en las Islas Canarias, lo que implica que no nos podamos conocer todavía en persona.

Luis Miguel creó un proyecto en el que unos extraterrestres les solicitan a los alumnos que les expliquen la Historia más reciente a dos personajes que raptaron. Eso implica que hayan perdido el sentido histórico de los últimos años y deben de ponerse al día de los últimos acontecimientos.

Víctor Marín Navarro diseñó “Los Muros del Paraíso”. Un proyecto en el que los alumnos debían crear una exposición virtual en Google Art Project, como Víctor explica “dedicada a las manifestaciones religiosas del arte medieval y moderno, analizando restos artísticos musulmanes, judíos y cristianos”.

Posteriormente debían desarrollar un podcast explicativo sobre la propia exposición, alguna obra de arte o crear entrevistas al comisario de la exposición.

Ignacio Maté Puig ha sido el descubrimiento más grato de este año. Este docente ha creado una serie de juegos de carácter histórico, los cuales cuadran mucho con la filosofía del Aprendizaje basado en Juegos. Todos ellos os puedo asegurar que son impresionantes y prometedores.

Uno de los que más me gusta es “El nacimiento de un Estado”. Un juego en el que los alumnos interpretan el rol de diferentes partidos políticos vinculados a diferentes ideologías. La idea es crear una Constitución para un Estado que se acaba de independizar.

No es el único juego que merece la pena. También tiene un juego que se basa en la recreación de batallas históricas, esto podría ser muy interesante para aplicarlo en nuestras clases, especialmente para los alumnos de 2º de la ESO.

Son todos los que están, pero no están todos los que son. Si tenéis alguna sugerencia, hacedmela llegar.

Aprendizaje basado en Juegos: Imperialismo y 1ª Guerra Mundial #abj #pbl #abp


IMG_20140318_102427

Cada vez estoy más convencido que el juego es una de las formas más elevadas de aprendizaje, especialmente porque este año he vuelto a proponer la creación de un juego basado en los contenidos del Imperialismo, la 1ª Guerra Mundial y la 2ª Revolución Industrial.

Lo que antes suponía un reto para mi, es decir, conectar todos esos sucesos aparentemente dispares e inconexos, ahora funciona como la seda.

Es sencillo, cuando tu intentas crear un juego en el que los contenidos te fuerzan a buscar recursos, territorios, mercados y mano de obra, o sea las premisas de la 2ª Revolución Industrial que provocan a su vez la justificación del Imperialismo. Buscar, estudiar y conquistar nuevos territorios para así poder ser más poderoso que mi vecino, el cual tiene cerradas sus fronteras para evitar que mis productos invadan su mercado. Todo esto combinado, da lugar a que los imperios vayan enfrentándose en cada vez más territorios, mercados y economías, lo que conduce al inevitable desenlace de la 1ª Guerra Mundial.

¿Qué puedo decir? El proceso ha sido ejemplar, los alumnos han creado juegos de tablero muy similares en cuanto a las mecánicas de juego: usos de recursos, conquista de territorios, enfrentamientos, e incluso las dinámicas de juego eran bastante similares, pero lo que más ha destacado ha sido como han conseguido plasmar e integrar todos esos componentes para crear un juego con sentido histórico, de carácter educativo y a la vez con la suficiente dosis de diversión.

Os dejo los enlaces con las fotos del proceso y de los resultados. También he incorporado un vídeo donde he entrevistado a los alumnos/as,  de paso aprovechaba para comprobar como era su percepción del juego y lo que ellos estaban aprendiendo.

 

¿Vamos jugando? Mi oportunidad en el nMOOC del Barco del Exilio. #abj #gbl #gamificación


Durante el mes de Enero he tenido la suerte y la oportunidad de coordinar el nMOOC del Barco del Exilio. A pesar de las críticas que están recibiendo los MOOC, no puedo menos que valorar la horizontalidad en la gestión y la posibilidad de establecer redes y conexiones con docentes y no docentes.

Mi temática es la aplicación de la Ludificación en el aula y el Aprendizaje basado en Juegos. Ambos campos todavía no se han implantado con fuerza en los sistemas educativas, a pesar de que el uso de juegos en el aula no es nada nuevo, si lo es la sistematización y el impulso que se le esta dando ahora gracias a la implantación de los videojuegos.

¿Vamos jugando  nMOOC El Barco del Exilio de Jose Luis Redondo en Prezi

Comenzaba la primera semana con el planteamiento lógico que cualquier docente debe hacerse ¿Esto puede servir a la Educación?. La respuesta a esta pregunta ha sido analizada por James Paul Gee: aprendizaje activo y crítico, proyección de la identidad, conocimiento distribuido .. son algunas de las razones que aporta para utilizar los juegos en el aula.

La segunda semana ha establecido los límites entre la Ludificación y el ABJ, así como las razones para no hacerlo. Razones que son esenciales, ya que el proceso de Ludificación o el Aprendizaje basado en Juegos no es algo que se pueda tomar a la ligera, de ello os puedo hablar desde la experiencia y mis propios errores. Esa dificultad, sin embargo no debe ser la excusa que no nos permita lanzarnos.

Adentrados ya en la tercera semana descubrimos a docentes y expertos en el tema. He de reconocer que en España descubrí que en este tema hay mucha gente puntera, entre otros puedo destacar a Carlos López Morante, Lara Romero y Ángeles Araguz como docentes. Si hablamos de expertos en Ludificación podemos encontrarnos con ponentes de talla mundial como Víctor Manrique, Isidro Rodrigo, Francisco Revuelta (es también docente)  o Sergio Jiménez.

Las experiencias más innovadoras y sistematizadas son las de Quest to Learn o Playmaker School. Entidades que han apostado por la aplicación de los juegos en el aula. Quizás la otra gran experiencia es la de John Hunter y su juego de la Paz Mundial.

Por último lanzamos la propuesta para poder ludificar nuestra aula o incluir el ABJ como una metodología más en nuestra aula. Para eso debemos partir de los objetivos didácticos, analizar los componentes, fijar las mecánicas de juego y establecer las dinámicas, sin olvidar que si podemos divertirnos mucho mejor.

Quiero destacar algo fundamental. Si queremos poner en práctica el juego en el aula debemos admitir el error como fuente de aprendizaje, ese es el gran secreto de esta metodología, puedo equivocarme las veces que quiera y poder volver a reintentarlo. Deberíamos darnos el placer y la oportunidad de equivocarnos.

¡Me lo juego todo!. Aprendizaje basado en Juegos en Bachillerato. #abj #gbl


ippNuestros alumnos de Bachillerato se la juegan todos los años. Es un juego peligroso porque no tienen mucha experiencia y muchas veces se lo juegan todo a una carta, una carta esquiva y taimada que se llama Selectividad. Ese proceso me recuerda a una película de Mel Gibson en la que como jugador de póker se juega la baza de su vida sin mirar la carta, con la salvedad de que para el ya todo esta perdido.

Así que si nuestros alumnos se juegan su acceso a la Universidad y a una parte de sus sueños en tres o cuatro días ¿por qué no nos la jugamos también los docentes y nos lanzamos a una baza triunfadora?. Una escalera de color metodológica que promueve el aprendizaje en acción, los procesos cognitivos superiores, el desarrollo de habilidades y capacidades, la movilización de amplios recursos internos y el trabajo en equipo.  Si, me refiero al uso de metodologías activas en Bachillerato. ¿Por qué no podemos utilizar el Aprendizaje basado en Proyectos?, o mejor aún, trabajar siguiendo la metodología del Aprendizaje basado en Juegos.

La idea era que los alumnos de Bachillerato tomaran todos los contenidos del medio físico español (relieve, clima, vegetación, ríos), de manera que crearan un juego que los integrara y explicara la multicausalidad que subyace entre ellos. Para eso tenían que trabajar los contenidos mediante el desarrollo inicial de  un mapa conceptual y una serie de esquemas que sirvieran como cimientos del diseño del juego.

En el diseño del juego tenían que incluir  los objetivos, las reglas, componentes, los retos y el tablero, siguiendo así el esquema de planificación de juegos del Institute of Play, al que he añadido el Gamification Model Canvas de Sergio Jiménez, sin dudarlo un modelo muy claro sobre como diseñar un juego.

El proceso ha sido inspirador, porque a pesar de que parece una tarea sencilla, no es tan fácil dar  un sentido global a todos los componentes del medio físico, ni mucho menos explicar la multicausalidad entre, por ejemplo, la altitud de una montaña, las precipitaciones y el tipo de vegetación que aparece en cada piso. Ese ha sido el principal escollo que han tenido que salvar los alumnos, ya que para un experto en la materia no hubiera sido nada fácil darle sentido y además hacerlo mediante un juego.

Dentro del proceso ha habido también momentos para la diversión, especialmente durante las pruebas de jugabilidad. Pruebas que sirvieron para comprobar los errores que habían cometido y crear un momento de distensión, en el que todos pudieron dar su opinión y jugar.

Los resultados han sido bastante buenos, aunque casi todos los grupos han tirado del manido “preguntar y responder”. Otros no han sabido dar con la tecla de la integración y han creado un juego por carpetas: una parte de relieve, una pizca de vegetación, un poquito de clima, pero sin llegar a establecer causas y consecuencias, sin interrelacionar.

Como juegos destacados han quedado Monodades, una variación del Monopoly en la que comprabas los componentes de cada comunidad, por lo que debías conocer todos sus aspectos: el clima, el paisaje vegetal, los ríos y el relieve, ya que tenías que comprar esos componentes. De igual modo, Españapoli ha seguido una evolución similar, si bien la idea era partir de provincias que ibas comprando hasta ocupar un clima completo.

Los juegos más originales han sido Geospace y la Caja Geográfica. Geospace es un juego de rol que se juega en un tablero donde se simulan las condiciones del medio. Los jugadores son roles históricos (musulmán, celta, etc) y tienen unas fortalezas y debilidades según el medio por el que se desplazan.

La Caja Geográfica es un gran juego, pero que no ha tenido el suficiente tiempo para madurar, ni el esfuerzo necesario para poder desarrollarse. La idea consiste en crear itinerarios del clima, relieve, vegetación y ríos. Esos itinerarios entrecruzan para lograr la integración, aunque las pruebas y retos no lograran conseguir del todo la interrelación de esos aspectos.

En cuanto al desarrollo de las clases y mi satisfacción personal no puedo quejarme. Me la he jugado este curso al trabajar con metodologías activas en 2º de Bachillerato, aunque estoy convencido que siguiendo esta línea les doy más oportunidades que la Selectividad.