The #Flipped Learning. Nuestro primer libro.

 

Captura de pantalla 2017-03-17 a las 12.48.58

Si hay tres cosas que hacer en esta vida, solo me falta plantar un árbol. A la felicidad de este año en el que he vuelto a ser padre, se une la publicación de nuestro primer libro: “The Flipped Learning: Guía gamificada para novatos y no tan novatos”. Digo nuestro porque ha sido un esfuerzo conjunto de dos años y de más de 20 personas.

¿Qué lo hace tan especial?. Para mi lo hace especial el modo en el que fue concebido, todo se hizo de forma colaborativa entre docentes. Docentes que se encuentran en las aulas y que hablan de experiencias con este modelo y como lo aplican.

El modelo Flipped, como indica Manuel Jesús Fernández es un caballo de Troya benéfico y pacífico, ya que este modelo permite que, a través de la inversión/transformación en la clase se pongan en práctica estrategias y metodologías activas: Aprendizaje Cooperativo, Aprendizaje basado en Proyectos, Retos, Problemas..

Nos permite ganar tiempo y espacios para trabajar con todo el alumnado. Si, este modelo bien dirigido nos permite atender a la diversidad y concentrar nuestros esfuerzos en crear otro tipo de modelo educativo. Un modelo en el que abandonamos el centro de la clase, para ir dejando espacio, protagonismo y decisiones al alumnado.

Un modelo que no es nada dogmático, y que está evolucionando hacia lo que algunos llaman meta-estrategia. Un nombre que intenta abarcar lo que la investigación-acción de docentes en el aula están desarrollando en todo el mundo, y que aquí en España tiene un foco enormemente potente, tal y como se puede comprobar en el crecimiento de comunidades como FlippedEABE, el aumento de docentes que lo ponen en práctica, y por la reunión internacional del FlipConSpain.

Esta guía ofrece esta enorme variedad y diversidad de opciones a las que nos puede conducir el Flipped Classroom, representando el potencial educativa que hay en este país. Y por si alguno duda, existen evidencias científicas que demuestran que funciona, lo que no implica que sea la panacea, ni el bálsamo para resolver todos los problemas educativos.

Solo me queda agradecer a Antonio J. Calvillo su ofrecimiento para participar en este libro. En el que aporto mi experiencia en la combinación del modelo Flipped y la puesta en práctica del Aprendizaje Cooperativo.

Libro que surgió de un EABE en Córdoba, junto a Domingo Chica Pardo, y de un curso dirigido por Manuel Jesús Fernández, en el que nos pudimos conocer algunos de los participantes en el mismo. A los que agradezco también todo lo que me aportaron y me siguen aportando.

Libro en Google Store 

Evidencias científicas del Flipped Classroom.

llaves

Lo bonito que tienen las redes sociales, especialmente Twitter, es que no todos están de acuerdo contigo, y eso puede dar pie a enriquecer o abandonar tus posturas. En mi caso me ayuda a enriquecer mi postura, aunque reconozco que no soy una persona fácil de convencer

Juzgar o criticar es una postura difícil, y cuando lo hago me gusta hacerlo desde una posición de comprobación y puesta en práctica. En el mundo educativo se escuchan muchas veces estas críticas, que estoy seguro  a todos os sonarán: Eso lo llevamos haciendo desde hace mucho tiempo, eso antes se llamaba así, o eso lo probamos hace quince años y no funcionó. Lo siento, esa postura me resulta demasiado fácil, al igual que no me considero un experto, ni siquiera un amateur, tocando la guitarra porque hace quince años intenté aprender a tocarla, y no lo conseguí.

Mi idea es aportar evidencias científicas sobre la aplicación del Flipped Classroom, el Just in Time Teaching y el modelo Peer Instruction. Quiero recordar que el Flipped Classroom no es algo nuevo, y que sus antecedentes más directos son el modelo de Peer Instruction de Eric Mazur de la Universidad de Harvard, o el modelo Just in Time Teaching, que se ha puesto en práctica en programas como SCALE UP.

1º Fundamento. La atención es un recurso limitado. Tal y como afirma Eric Jensen en su libro Teaching with the Brain in Mind, nuestro alumnado adolescente tiene un límite temporal de atención de entre doce y quince minutos, para niños menores ese tiempo todavía es menor.

¿Qué implica esto? Que es preferible usar un vídeo, lectura, podcast, para explicar la parte más teórica. Comprobar las ideas previas del alumnado y dedicar el valioso tiempo de nuestras clases presenciales, para trabajar con el Aprendizaje Cooperativo, realizar un proyecto, tarea.

Por supuesto, el vídeo o el podcast, lo podemos ver en nuestra  clase, sin tener que seleccionar a nuestro alumnado por su acceso a Internet u otros medios tecnológicos, y además podemos comprobar sus ideas previas mediante estructuras de AC, por ejemplo, la estructura Hands Up adaptada con respuestas por tipos de colores, y no tener que depender de tecnología.

2º Fundamento. Debemos partir de las ideas previas de nuestro alumnado, ya que como afirma Judy Willis en su libro Research based Strategies to Ignite Students Learning. Uno de los problemas fundamentales en Educación es que en el proceso de aprendizaje se parten de ideas preconcebidas o malentendidos. Si esas lagunas de desinformación no se detectan a tiempo pueden mantenerse durante años.

¿Qué implica esto? El Flipped Classroom y el modelo de Peer Instruction promueven la discusión en clase, y la detección de ideas previas, sea con herramientas de enriquecimiento de video como Edpuzzle, o  “juegos” como Kahoot, o mediante la creación de estructuras de Aprendizaje Cooperativo como los cuestionarios de elaboración por niveles de dificultad. Todos ellos nos permiten identificar en que nivel se encuentra nuestro alumnado, y por lo tanto identificar sus ideas previas y en que fallan.

3º Fundamento. El Flipped Classroom nos permite una mayor individualización del aprendizaje, ya que según Tokuhama-Espinosa en su libro Making classrooms better. 50 practical applications of Mind, Brain and Education Science;

la enseñanza invertida … se puede usar como complemento a una práctica instructiva, así puede aportar grandes beneficios para aprender las definiciones, conceptos y cualquier otro material que requiera la memorización simple en clase y usar el tiempo en clase para centrarnos en las necesidades individuales de los estudiantes

La propia Tokuhama-Espinosa en este libro cita un estudio de Dede an Richards (2012) en el que se demuestra que aporta beneficios a todos los estudiantes especialmente al alumnado con NEAE, mejorando sus resultados en los tests y su actitud ante el aprendizaje.

¿Qué implica esto? Conseguir una mejor atención a la diversidad, y no solo porque lo afirmen determinados estudios. En mi práctica diaria durante este curso he utilizado los videos para trabajar con un alumno con Síndrome de Down, y gracias a la cooperación con el Aula de Apoyo, una alumna con TDAH ha conseguido aprobar matemáticas, ya que lo que no podía entender en clase, lo veía en el Aula de Apoyo o en casa, y le permitía adaptarse a su ritmo de atención.

evidences

4º Fundamento. Permite ir más acorde a los diferentes ritmos de aprendizaje, y a la neurodiversidad. Tal y como afirma Jensen cada cerebro es único y tiene sus propios ritmos, de modo que debemos aportar herramientas o estrategias que permitan revisar varias veces la información de clase, lo que redunda en la posibilidad de incidir en procesos de repetición y revisión, facilitando así el aprendizaje.

La propia Tokuhama-Espinosa explica que el cerebro busca la novedad, y la enseñanza invertida permite aportar la información en diferentes formatos, permite dar más tiempo para que el docente aporte retroalimentación y favorece una mejor gestión y organización de la clase. Además reduce la ansiedad del alumnado, ya que este no tiene que demostrar ante el resto de la clase lo que sabe o no sabe.

¿Qué implica esto? Queramos o no queramos es necesario repetir y revisar la información, no solo porque nos permite memorizar y aprender. Es que este proceso permite detectar las lagunas de información, y además cuantos más formatos existan para transmitir esa información, será más fácil para el alumnado recabar esa información cuando la necesite.

5º Fundamento. Se ha demostrado que modelos de enseñanza como el Flipped Classroom, Just in Time Teaching o el Peer Instruction mejora el rendimiento y el desempeño del alumnado.

Para eso voy a aportar toda una serie de estudios:

a) En un estudio de McLean, Attardi, Faden and Goldsmith Flipped classrooms and student learning: not just surface gains, se observa según los cuestionarios del alumnado que el alumnado reconoce que

desarrollaron estrategias de aprendizaje autónomo, dedicaron más tiempo a la tarea y desarrollaron un aprendizaje más profundo y activo

b) En el estudio de Crouch and Mazur. Peer instruction: Ten years of experience and results. He de recordar que Mazur es el creador de este modelo, origen del Flipped Classroom, y que ha llevado a la práctica desde los años 90.

tras la aplicación de la primera Peer Instruction , los resultados de nuestros estudiantes en el Inventario del Concepto de Fuerza y las pruebas de  mecánica base mejoraron drásticamente , y su desempeño en los problemas cuantitativos tradicionales mejoraron también. Posteriores mejoras a nuestra aplicación , establecidas para ayudar a los estudiantes a aprender más de la lectura de preclase y para aumentar la participación de los estudiantes en las discusiones en clase, van acompañados de incrementos adicionales en la comprensión de los estudiantes.

c) En el estudio de Hake. Interactive engagement versus traditional methods. A six thousand studen survey of mechanics test data for introductory physics courses.

En este estudio se analizan a 6542 alumnos de 62 cursos diferentes, algunos que sirven como grupo de control y otros que ponen en práctica el Interactive Engagement, definido por el autor como “those designed at least in part to promote conceptual understanding through interactive engagement of students in heads-on (always) and hands-on (usually) activities which yield immediate feedback through discussion with peers and/or instructors”. Este estudio es uno de los que se mencionan en una de las webs que gestionan y ayudan a implementar el modelo JITT.

Los resultados fueron más que prometedores, tal y como indica el autor

La comparación de los cursos IE (Interactive Engagement) y los cursos tradicionales implica que los métodos de IE mejoran la capacidad de resolución de problemas …
Los resultados de las pruebas conceptuales y de resolución de problemas sugieren fuertemente que el uso de estrategias de IE puede aumentar la efectividad del curso… mucho más allá de la obtenida con métodos tradicionales.

c) El último estudio viene a refrendar la práctica del Peer Instruction. Este estudio denominado The effectiveness of peer instruction and structured inquiry on conceptual understanding of force and motion: a case study from Thailand, de Suppapittayaporna, Narumon and Arayathanitkulb.

Estudio en el que usaron grupos de control  y que demostraron que para estudiar la fuerza y el movimiento:

se concluye que el método PISI (Peer Instruction and Inquiry) es más eficaz que el método de TI (Traditional Instruction) para promover el cambio conceptual de los estudiantes en fuerza y movimiento .

Además comprobaron que había un considerable número de estudiantes con una gran mejora individual cuando se ejecutaba el método PISI. Mejoras muchas más significativas, con respecto a las de clases tradicionales.

6º Fundamento.  Según el libro y el estudio de John Hattie, Visible Learning, el mayor estudio que se ha hecho del impacto de cualquier práctica educativa. Estudio basado en cerca de 1200 metanálisis de factores de influencia en educación, y en el que podemos comprobar que los modelos o métodos interactivos de video tienen un impacto de 0,54, sobre una media de 0,40, lo que implica que tiene un impacto positivo en el aprendizaje, incluso más que el nivel socioeconómico.

Captura de pantalla 2016-08-20 a las 23.25.44

Termino este post invitando a toda la comunidad educativa a aportar evidencias sobre el modelo Flipped Classroom. Sigo siendo un docente ilusionado, lo que no significa ser un iluso, los docentes debemos ser ejemplos vivos de investigación y acción educativa, aportando evidencias de que lo que trabajamos en clase no son burdos experimentos.

Por otros modelos de Flipped Classroom

salto

El Flipped Classroom es un modelo pedagógico, una manera de ver. Un prisma que nos aporta una visión poliédrica, lo que conlleva que existan interpretaciones del modelo, al igual que existen diferentes recetas del gazpacho y de la paella.

Es sus inicios puede parecer un modelo sencillo, basta con invertir el tiempo y el espacio del aula. Es decir, podemos pensar que sólo necesitamos que el alumnado trabaje la clase teórica en casa y en clase trabajemos más la parte “práctica”.  NO.

Es mucho más que eso, porque si nos quedamos con la afirmación anterior podemos llegar a pensar lo que afirmaba Henry Ford:

“Si le hubiera preguntado a la gente, me hubieran pedido caballos más rápidos”.

Aquí radica el problema de la visión más tradicional, ya que algunos docentes, empresas y asesores de formación han vendido un modelo primordialmente tecnológico, un caballo más rápido, que nos permite dar más materia, para así conseguir los quince temas al año.

¿Qué han conseguido? ¿Un aula invertida, un proceso de enseñanza-aprendizaje invertido? ¿O más bien han PERvertido el aula, aumentando aún más la presión de la cadena de montaje educativa?.

Si centramos el Flipped Classroom en su vertiente tecnológica podemos pensar que aumenta la brecha digital, ya que no todo el alumnado dispone de Internet en casa, pero ¿podemos pasarle los vídeos al alumnado para que los vean en sus ordenadores o en los móviles sin necesidad de contar con Internet?, ¿o podríamos dedicar parte de nuestras clases para que vieran los vídeos en nuestra propia aula?. Quizás podríamos montar con el alumnado una miniempresa educativa inspirada en los principios del Aprendizaje-Servicio. Empresa que arregle los ordenadores del difunto programa Escuela 2.0, o incluso los portátiles que abandonamos al comprarnos otros, como hizo José María Ruiz Palomo en el IES El Palo. Esos portátiles podrían usarse en las aulas para trabajar este modelo.

Otras alternativas serían utilizar tecnologias como Plickers,  tal como lo hace Domingo Chica Pardo, y así sólo necesitaríamos una tablet o un móvil.

Al centrarnos en la parte tecnológica podemos pensar que aumenta la desigualdad entre el alumnado. ¡Pues no es así!. Este modelo permite atender a todos/as, ya que nos concede tiempo para poder atender a la diversidad, para dedicarnos a ese alumnado que más nos necesita. Si ese al que no hacíamos caso cuando usábamos la clase magistral, y que ahora, gracias a que no dependemos de un libro de texto de una editorial, que hemos creado nuestro propio temario, y que nos hemos lanzado a trabajar con estrategias de Aprendizaje cooperativo y Aprendizaje basado en Proyectos, podemos trabajar con ellos/as codo con codo, conociendo de primera mano sus verdaderas necesidades.

Por qué este modelo nos permite una inversión más real: una inversión en clase (de recursos, tiempo nuestro..); una inversión del rol del docente y el alumnado, que permite un aprendizaje  activo; e inversiones en la evaluación y en las metodologías, para que no todo dependa del criterio del docente. Y es que flip, no sólo se puede traducir por invertir, flip puede significar TRANSFORMAR. Ese puede ser el verdadero poder del Flipped Classroom.

Invirtiendo la evaluación #flippedlearning #flippedevaluation

evaluación invertida

Afirmaba José Luis Castillo en la comunidad FlippedEABE, que la parte fundamental de la Clase Invertida o Enseñanza Invertida, es invertir la evaluación. El mismo agregaba que para ello se tenían que cumplir tres pasos:

– Integrarla en el proceso y nunca, nunca, nunca colocarla al final.

– Dejar que el alumnado elija sus evidencias y no decidir nosotros cuáles son a priori. Y si no son correctas, se le orienta sobre ellas.

– Dejarles participar en la calificación, agregando los procesos que están en marcha pero aún no han finalizado y creando espacios y tiempos para que nos muestren lo que no hemos visto por nosotros mismos.

Como tantas veces pasa, es necesario que otra persona lo defina para darte cuenta que es un camino que estás siguiendo.

Mi uso de la clase invertida se ha basado en dos aspectos:

– he creado mi “libro de texto”. Una wiki donde poco a poco voy creando y recopilando los contenidos que necesito para que no tomen apuntes.

– la creación de vídeos educativos que uso para recortar el tiempo de exposición en clase. Así consigo que en clase nos dediquemos a lo verdaderamente importante, fomentar y trabajar el aprendizaje cooperativo mediante estructuras simples y la realización de proyectos y tareas integradas.

Ese fue el inicio del proceso, pero ahora he profundizado y generado otros procesos invertidos. Entre ellos los alumnos participan en el proceso de evaluación mediante la autoevaluación y coevaluación de las tareas integradas.

Pero quizás, el cambio más importante ha sido invertir la evaluación durante los exámenes. Hay que señalar que mis exámenes (en la ESO) tienen ciertas variables, una de ellas es que pueden utilizar todos los apuntes y materiales que quieran. Otra variable es que las preguntas no son para memorizar, siempre son preguntas inferenciales,  que les permitan aplicar lo trabajado en la tarea integrada y/o en las estructuras de aprendizaje cooperativo.

medium_4596263676

En 3º de ESO he incorporado la corrección mutua, que a su vez redunda en la calificación del alumnado que corrige y que les sirve como una segunda oportunidad. Es una estupenda forma de reflexionar sobre sus errores y les permite entender la dificultad del proceso de evaluación.

También he incorporado una pregunta de equipo. Cuando terminan su examen el grupo se une y contesta una pregunta, que tienen que realizar entre todos los miembros del equipo. Esto fomenta la cohesión del grupo y estimula el aprendizaje cooperativo.

En 2º de Bachillerato he seguido una trayectoria similar. Los alumnos se corrigen mutuamente, y eso redunda en la nota del alumno que corrige. Sin dudarlo ha sido un acierto, al igual que el hecho de que sean ellos los que decidan los contenidos del examen, dentro de unos criterios acordados entre los contenidos vistos  y las exigencias de Selectividad: veinticinco conceptos de los que escojo doce para crear dos opciones de seis conceptos cada una, cuatro preguntas sobre mapas y/o gráficos de los que escojo dos opciones, y cuatro preguntas-tema de las que escojo dos opciones.

La elección no solo ha sido buena por los resultados, sino porqué les ha permitido aflojar la tensión que les suponían los exámenes.

Ya solo me queda dejar que el alumnado escoja sus propias evidencias. Es el camino que quiero seguir, caminar hacia una evaluación y un aprendizaje más personalizado.

photo credit: Cedim News via photopin cc

#MOOC, #MOOC ¿ha llegado la revolución a la Educación?

medium_8620174342Si existiera una revista TIME de la Educación el personaje o la figura del año serían los MOOC, su traducción al español sería CAEM, es decir, Curso Abierto, en Línea y Masivo. Su carácter abierto y la posibilidad de acceder a formación de universidades, instituciones y educadores de prestigio, han despertado un gran interés por el futuro de la Educación, cuestionando la validez de los títulos formativos, ya que su funcionamiento se hace a través de badges (certificaciones o credenciales), que posteriormente se pueden utilizar en nuestra web o red social como muestra de nuestro aprendizaje, si bien cabe la posibilidad de obtener un título pagando una cantidad. Este hecho ha provocado un revuelo en el mundo universitario y algunas universidades se han desbocado a una carrera para crear su propia plataforma  MOOC, sin embargo habría que distinguir entre aquellos MOOC cuyos principios residen en el Conectismo o cMOOC, donde el aprendizaje reside en la capacidad de integrar nodos, redes, personas y diferentes fuentes de información; y aquellos que siguen un esquema de curso mas tradicional parecida a las plataformas LMS como Moodle, es decir, los xMOOC.

¿A qué conduce esta revolución?. Algunos afirman que supondrá el fin de la educación presencial, e incluso que podría provocar la desaparición de aquellas instituciones y/o universidades que no cuenten con el suficiente prestigio, ¿para que pagar por una carrera universitaria normal si puedo acceder a cursos en universidades de gran prestigio a través de Internet?. Aunque esta nueva revolución no se encuentra exenta de críticos que cuestionan la viabilidad de los MOOC.

Su viabilidad se cuestiona por varios motivos:

1. El hecho de ser cursos abiertos, es decir, “gratuitos” mientras que no se requieran títulos formales, lo que, en un principio podría dificultar la supervivencia económica de muchas universidades e instituciones.

2. Su carácter masivo, en algunos casos participan miles de personas,  provoca una gran dificultad para permitir ese aprendizaje en redes y nodos que pregonan los cMOOC.

3. Gran tasa de abandono, lo que cuestiona aún mas su rentabilidad económica.

El caso es que mi curiosidad me hizo apuntarme a un MOOC,para  comprobar desde dentro las ventajas e inconvenientes de este modelo. El curso esta orientado al desarrollo de la capacidad de emprendimiento en España y no puedo negar la satisfacción con los ponentes y los contenidos, si bien su orientación lo hace parecerse mas a un xMOOC, es verdad que se esta promoviendo el intercambio, la conexión y el aprendizaje entre el alumnado.

¿Qué he podido aprender por ahora? El uso intensivo de la Clase Invertida o Flipped Classroom es la base del proceso de enseñanza-aprendizaje, esto permite al alumnado trabajar de forma independiente y sin límites temporales, a su vez el proceso se complementa con una serie de tests que fomentan la autoregulación del aprendizaje, junto a unos exámenes que tienen un mínimo porcentual para poder obtener el deseado badge. Aunque todavía no lo he terminado, cabe la posibilidad de obtener un certificado que acredite la realización del curso.

El inconveniente mayor que he encontrado ha sido que su larga duración (por ahora 4 meses) provoca que el aprendizaje se difumine en el tiempo, habría que añadir que si bien el curso tiene una estructura clara y argumentada, los diferentes módulos que lo componen aparecen deslavazados en el tiempo y sin relación aparente entre ellos. Estos dos factores combinados podrían ser la causa del alto abandono.

Por ahora esto es lo poco que he aprendido de los MOOC, pero me sigo preguntando si esto no será mas que una moda o supondrá una verdadera revolución de la Educación.

photo credit: mathplourde via photopin cc