La escuela vista desde un práctico del Máster de Secundaria

 

Telemachus_and_Mentor1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy tutor de prácticas del Máster de Secundaria. Creo firmemente, que es una de las mejores maneras para que los futuros docentes, puedan comprobar que no existe solo una manera de hacer las cosas. Soy tutor porque creo que el acompañamiento, puede dar más frutos de lo que fue el CAP.

Soy tutor porque en la Educación, en España y en el mundo, algo está cambiando. Que ese movimiento de cambio se está haciendo desde abajo a arriba, y que por mucho que algunos/as quieran, es imparable.

Si bien, desde los púlpitos universitarios se les explica que existen otras metodologías, estrategias y recursos como el ABP, el Aprendizaje cooperativo o las rúbricas. Todos esos discursos suelen estar muy alejados de la práctica diaria y la realidad docente, de hecho, sería interesante analizar cuantos de los docentes que trabajan en el Máster de Secundaria han trabajado en Primaria o Secundaria.

Hace poco di una charla a un grupo de universitarios y les comentaba que un día llegarán a la escuela. Allí se encontrarán con docentes que les dirán: “Si eso de los proyectos, aprendizaje cooperativo… está muy bien, pero la realidad es muy distinta.”. Ahí es donde yo puedo atacar, demostrarles a unos/as pocos/as, que tu realidad educativa la decides tu. Que la deseada cooperación entre paralelos/as y departamentos docentes, no es seguir el paso del docente más veterano, sino que puede ser un ballet en el que los docentes, alumnado y progenitores, desempeñen un rol diverso para llegar a un mismo fin.

Germinating_tomatos

Creo que las ideas que he intentado transmitirle a mi práctico han calado hondo, y por lo menos puedo decir que intento cambiar mi pequeña parcela.

Os dejo unas cuantas citas extraídas de la Memoria de prácticas de Fran:

“la profesión de docente no está valorada como debiera de estarlo, ya que es sumamente importante, pues por las manos de los diferentes docentes pasa el futuro real de un país”

“poder comunicativo no tiene por qué estar siempre en la palabra, sino en acercar los contenidos a tratar con la realidad del mundo que les rodea a todos y cada uno de los adolescentes”

“He de manifestar que cuando.. se nos hablaba de la importancia de eliminar el libro de texto y trabajar de esta forma, yo me quedaba pensando, ¿y eso es posible?, dudando siempre de que así se pudiera trabajar y se pudieran obtener resultados óptimos, y, tras éste periodo práctico he podido comprobar que no solamente es posible, si no, que es la metodología que apuesta a caballo ganador en todos los sentidos,”

“tengo muy claro que el trabajo que yo quiero desarrollar en un futuro próximo es el de docente, y gracias a éste periodo de prácticas he podido abrir aún más los ojos para darme cuenta que amo ésta profesión.”

Las semillas están lanzadas, esperemos que en algunos/as fructifiquen.

Ránkings y pruebas internacionales. Alumnado competente o competititivo

Test

La polémica está servida. El Ministerio de Educación ha publicado su proyecto de evaluaciones finales de etapa de la LOMCE y me imagino que habéis leído el excelente post de Fernando Trujillo.

Siguiendo su linea y la de Gordon Stobart, estoy de acuerdo en que la evaluación es una actividad social. Una actividad marcada por valores, pero me surgen varias preguntas en torno al tema: ¿cuáles son los valores que hay detrás de todo este proceso evaluativo?, ¿qué valores son los que priman sobre otros considerados secundarios?, ¿son los valores de nuestro alumnado?, ¿a qué conducen todas estas evaluaciones?.

Si nos remitimos a lo que más se valora, podríamos diferir entre lo que piden docentes, alumnado, familias y la administración. Sin embargo existe un denominador común. Algo que preocupa (y es valorado) a casi todos los implicados en la Educación, excepto a nuestro alumnado: nuestra posición en el podio de PISA.

Lo curioso de PISA, y en esto estoy de acuerdo con Pedro Sarmiento (@doktus), es que todos/as criticamos, relativizamos y  cuestionamos nuestros resultados en PISA. De hecho, comprobamos  como muchos colegios, comunidades y municipios,  anuncian a bombo y platillo que están por encima de la media. Sin embargo, admiramos y queremos seguir la estela de los países que quedan mejor en el ránking PISA. Es un contrasentido.

A este hecho se une la elección de posibles modelos para alcanzar los primeros puestos: el modelo de Finlandia, en el que la Educación y la sociedad, está al servicio del alumnado, o modelos como el de Corea del Sur, donde se esclaviza al alumnado y toda la sociedad presiona para conseguir buenos resultados.soldado-bostezando-730x4932

Aún es más curioso el hecho de que sigamos la estela de países, cuya preocupación ha sido cuantificar y cosificar el proceso educativo a través de pruebas de carácter nacional.  Esto me recuerda a mi estancia en Gales. Estuve un mes trabajando como  Teacher Assistant en un colegio, cuya posición en las pruebas era mediocre, y recuerdo que en una conversación salió el tema de PISA. Las  preguntas y respuestas eran dignas de una película de los hermanos Marx: en ese país les dejan las respuestas para sacar más nota,  ¿cómo quedáis vosotros (España) en los tests?, me han dicho que en ese país hacen trampas.. Y es que como indica Stobart en su libro Tiempos de pruebas: Los usos y abusos de la evaluación, debemos ser cautos con las evaluaciones y las clasificaciones, ya que según la Ley de Goodhart:

“Cualquier regularidad estadística observada tenderá a desplomarse una vez se presione para utilizarla con propósitos de control”.

Así que debemos empezar a cuestionar los usos y abusos de estas evaluaciones, porque ante la presión de la sociedad caben tres posibles acciones.

– Que los docentes trabajen más y más eficazmente.

– Redistribuir el tiempo de enseñanza, o bien para preparar mejor esos tests o para adaptarse a las necesidades reales del alumnado.

– O alinear ( o excluir) y entrenar al alumnado, e incluso hacer trampas.

Como podéis comprobar caben interpretaciones positivas y negativas ante estas medidas. Si bien, el hecho de seguir la estela de otros países nos deja ejemplos preocupantes. Países en los que ya empiezan a surgir voces que claman en contra de esas pruebas.

Un caso significativo es la asignación de recursos, premios y recompensas a los centros que mejores resultados obtengan en los tests, como en el caso de Estados Unidos. Esta medida provocó que algunos organismos y docentes de zonas deprimidas y con bajos resultados, los modificaran para conseguir recursos y que no los despidieran. Otra medida es la creación de ránkings de acceso público, donde se puede comprobar en que posición queda la futura escuela de nuestros/as hijos/as: Gales, Australia, Inglaterra. En España ya existe un ránking, pero por ahora solo incluye a cien colegios.

Otro aspecto preocupante es que suceda exactamente como en 2º de Bachillerato. Un curso que parece que solo esta preparado para aprobar la Selectividad.

Estudia

No dudo que haya que evaluar externamente la Educación en España, pero me molesta que se cuestione la capacidad y el criterio de los docentes. Docentes, a los que habría que tener en cuenta, ya que son los principales agentes de cambio.

Me produce incertidumbre el hecho de que, por un lado la administración admita el hecho de que para ser competentes se pueda trabajar con metodologías activas, usar el aprendizaje cooperativo, promover la auto y la coevaluación e incluir instrumentos de evaluación variados, y que tengamos que someter a nuestro alumnado a unos tests, a los que no encuentro sentido ni valor pedagógico,  y que creo que van a fomentar un sistema educativo más competitivo.

Todo para poder decir que hemos mejorado en una clasificación. En la que nuestro alumnado ni quiere participar, ni tiene voz ni voto para decidir.

Un equipo de docentes que hace Escuela. Capital profesional. #cooperativo #abp

 

a tiMucha gente puede llegar a pensar que somos docentes fuera de serie, que somos extraordinarios/as, que desbordamos creatividad y eso nos hace más fácil gestionar nuestras clases y conseguir que nuestro alumnado aprenda.

Nada más lejos de la realidad. Somos docentes de a pie, docentes ordinarios, y/o francotiradores educativos. Al menos yo me considero así, pero, como es lógico solemos publicar nuestros “éxitos”, no nuestros fracasos más estrepitosos. Parece que somos infalibles, sin embargo, hemos tenido, tenemos y tendremos errores.  Errores que nos han hecho aprender, y algunas veces, pensar que es mejor volver a la metodología y a las clases tradicionales, dar un paso atrás. Volver a la seguridad de la zona del confor(t)mismo.

Lo que no aparece nunca en mi blog es mi equipo educativo. Gran parte de mi trabajo y de mis escasos éxitos se debe a su ayuda y apoyo. Tengo claro que no soy nada solo.Por mucha innovación, disrupción y metodología rompedora que yo quiera poner en práctica.

Fue gracias al libro de  Hargreaves y Fullan “Capital profesional”, donde descubrí  que si queremos cambiar la escuela, si y solo si, podemos hacerlo a través del desarrollo del capital profesional, es decir:

“promover el desarrollo sistemático e integración  del capital humano, social y decisorio”

Somos el equipo profesional que nos rodea, así que voy a hablaros de mi equipo:

– Jesús Martínez. Maestro del aula de apoyo a la integración. Vive con pasión su vocación. Desde hace unos años se ha preocupado por intentar hacer nuestras aulas más inclusivas. Ha promovido y desarrolla en su aula , el trabajo por proyectos y el aprendizaje-servicio, además participa con otros docentes en experiencias con un segundo profesor.

cooperativo (1)

– Mi directora y mi orientadora: María Martínez y Antonia Alvárez. Sin ellas todo lo que yo hago sería imposible. Sus puertas siempre están abiertas y siempre reciben con gran entusiasmo nuestras propuestas. Desde hace años están luchando por cambiar hacia un modelo de escuela más abierta, que promueva las metodologías activas. Crear una escuela que apuesta por la integración.

Desde aquí quiero reconocer el enorme mérito que tienen y su compromiso  por un cambio real.

– El grupo de docentes compuesto por Mariló Sánchez Arías, Daniel Gómez Monge, Mª Dolores Múñoz, Luisa Jurado y Mª Luisa Ruiz. Docentes que desde hace unos años están desarrollando propuestas de gran calado:

1- I Love English. Una propuesta que integra la Música y el Inglés para conseguir que alumnado con NEAE aprenda inglés, mejore su motricidad, su coordinación… Os sorprendería lo que consiguen Mariló y Dani en estas clases.

2- La experiencia del 2º profesor con grupos de gran heterogeneidad. Una experiencia que mezcla el aprendizaje cooperativo y el desarrollo del ABP. Todo ello para conseguir la atención a la diversidad y la inclusividad en el aula ordinaria.  Esta experiencia ha conseguido que grupos de gran dificultad, hayan mejorado enormemente su vivencia y desarrollo en la escuela. Enhorabuena a Mª Dolores, Luisa y Jesús.

3- Las propuestas científicas de nuestras “científicas locas”.  Su apuesta por la investigación científica en el aula ha promovido la creación de experiencias como Cristalarte. El mérito de esta propuesta es de Mª Dolores y de Mª Luisa.

– El último grupo lo componen docentes que están cambiando sus prácticas poco a poco. Tiene mucho mérito, porque algunos llevan más de 20 años en la escuela, y están introduciendo el trabajo por tareas integradas y el aprendizaje cooperativo en sus aulas. Quede constancia de mi reconocimiento a docentes como Antonio Orcera, Ana Granero,  José Lara, Raúl Cabrera, Antonio Ángel Latorre, Guadalupe Márquez, Isabel Méndez, Estrella Alfaro, Pepe Prieto, Mariela Almagro… y muchos/as más..

Gracias y enhorabuena.