Los Maestros del Si

bansky

Los Maestros del No provocó un cierto revuelo en la red. Jordi Martí, uno de los docentes a los que hacía referencia el post, aunque no el único, publicó un post en el que afirmaba que le había llamado negacionista y alejado de la realidad. Nada mas lejos de mi intención, en realidad quería destacar el excesivo celo con el que critica a los demás docentes y el laxo criterio, en lo que les concierne a ellos mismos. Y he de reconocer que son necesarias personas así, son el tábano de Sócrates y nos ayudan a estar alerta.

Ahora me voy a centrar en una autocrítica. Me considero un Maestro del Si, me gusta mas construir que destruir. Soy una persona que me gusta sumar personas, capacidades, y no restar. Eso no me libra de cometer errores, ni ser perfecto.

A los Maestros del Si nos entusiasma todo lo nuevo. La innovación educativa llena nuestros perfiles de Twitter, webs y publicaciones; y ¿cuánto de todo eso tiene realmente fundamento pedagógico y evidencia científica?. Por ejemplo, ¿cómo es que todavía se escucha a docentes hablar de Inteligencias Múltiples o estilos de aprendizaje? Teorías educativas, que ya se ha demostrado que no tienen ningún fundamento.¿Es realmente innovación educativa el Aprendizaje basado en Proyectos o el Aprendizaje Cooperativo?. Metodologías que se crearon hace un siglo como el ABP, o el Aprendizaje Cooperativo, que se lleva estudiando y poniendo en práctica desde los años 70 del siglo pasado.

La apuesta por la innovación provoca que hasta el propio Ministerio de Educación caiga en determinados  bulos científicos, o que vayan extendiendo programas inspirados en supuestas ventajas neurológicas como el programa HERAT, o como es conocido en el resto del mundo: Brain Gym.

La innovación es un concepto que puede enmascarar otros aspectos, como la compra de tecnologías. ¿O acaso no todos conocemos el enorme interés que despierta la palabra innovación a grandes empresas como Telefónica? Si, esa gran empresa, para la que yo mismo he trabajado. ¿O es que no queremos ver que cada vez existen más ferias y congresos como SIMO, un enorme escaparate de empresas tecnológicas que desean fidelizar a sus futuros clientes desde pequeños?. O los programas de scouting, credos por empresas para captar a jóvenes talentos desde sus inicios escolares, por ejemplo, el programa Talent de Endesa.

Nos gusta exportar ideas de otros sectores, algo que puede tener aspectos positivos, como el trabajo de las emociones en el aula. Y que puede conllevar centrar nuestro trabajo, en las supuestas competencias profesionales que van a pedirles las empresas, algo que es mas que discutible. Yo mismo he trabajado durante años tareas y proyectos, que guardan relación con el emprendimiento, o con la creación de un curriculum vitae. ¿Es lógica esta injerencia del mundo laboral en la Escuela?.

The Wondrous  slightly Creepy World of Japanese Retro Futurism   Messy Nessy Chic.png

¿Es lógico que una norma como la ISO, se exporte del mundo de la fábrica a la Educación?. ¿Se puede equiparar la fabricación de coches a educar a un chaval y conseguir que obtenga la ESO?. Parece evidente, y sin embargo, muchos centros se rigen con sistemas de calidad inspirados en la normativa ISO.

¿Tiene sentido que el mundo de la alta cocina sea uno de nuestros modelos? Un modelo elitista, de explotación laboral de becarios, que se ha transformado en la panacea educativa.

La autocomplacencia es mi gran defecto. Creemos que somos mejores docentes que los demás, solo por incorporar metodologías activas, modelos alternativos u otro tipo de estrategias. No lo soy.

Hace unos años me consideraba la repera, y alababa a docentes que como yo, trabajaban por proyectos, o con el modelo flipped o  la gamificación. Me gustaba, porque implicaba que no estaba solo, pero ¿cuál es la repercusión real de mis prácticas en el aula?. La mayoría somos francotiradores educativos, y por mucho que nos retuiteen nuestras entradas, somos una minoría en las aulas. Lo que no implica que debamos abandonar estas prácticas, sino que seamos mas autocríticos con nuestras prácticas.

Tenemos mucha prisa y poca reflexión. Como docentes nos hemos enfrascado en mil cosas: trabajo por proyectos,  gamificación, flipped, mindfulness. ¿Cuál es el grado de profundización real en estos modelos, teorías o metodologías?. ¿Por qué esas prisas en hacerlo todo?. Compruebo que hay mucho éxito aparente y poca exposición del fracaso.  No hay errores, no hay marchas atrás. ¿De verdad todo lo que publicamos sale tan bien?. Yo mismo lo reconozco: mi primer proyecto de gamificación fue un desastre, al igual que los inicios con el modelo flipped. O las múltiples veces,  que tuve que cambiar y adaptar los proyectos. Sencillamente, no funcionaban, y tuve que reconocer ante mi alumnado, que me había equivocado.

Esta es una reflexión en voz alta, que no pretende equiparar a todos los docentes. Busca llamar la atención sobre mi visión del panorama educativo actual.

 

Actionbound. Una herramienta muy útil para Cazas del Tesoro. #gamificación

Captura de pantalla 2017-06-27 a las 9.03.01.png

Quiero hablaros de una herramienta que me parece genial. Actionbound es una aplicación gratuita, que nos permite crear cazas del tesoro.

Las cazas del tesoro suelen basarse en el uso de localizaciones GPS en las que vamos encontrando pistas. Las pistas nos conducen a nuevas localizaciones, y se pueden combinar con códigos QR.

Cuenta con una opción para GPS, e incluye la posibilidad de crear diferentes códigos QR que debemos imprimir nosotros mismos. Podemos crear diferentes etapas dentro del proceso de búsqueda, al igual que podemos añadir información necesaria para poder desarrollar la búsqueda.

Las características especiales son:

  • la creación de Quiz con preguntas que podemos puntuar o no. Dar pistas, incluir el número de intentos posibles y la penalización por el número de errores o el tiempo invertido.
  • las Misiones. Retos que se fijan y que pueden implicar subir un documento, una foto, video o audio en el que demuestren que han cumplido el reto. Esto nos da una enorme repertorio de actividades y posibilidades, con la salvedad que no permite puntuarlo.
  • los Torneos. Son retos que se realizan entre los miembros del equipo. La aplicación selecciona nombres aleatorios y les somete a una prueba, si bien no podemos comprobar quien es el vencedor/a.
  • las Encuestas.

El lanzamiento de la caza del Tesoro es muy sencillo. Las personas que quieran participar o jugar deben descargarse la aplicación y leer el código QR que previamente hemos impreso.

Su funcionamiento es muy bueno con la licencia estándar. Me gustaría poder acceder a la opción Premium. que incluye prestaciones mas jugosas todavía.

En mi caso os puedo asegurar que funciona muy bien, y que nos permite una enorme variedad de opciones: búsqueda de lugares; busca de edificios con diferentes estilos arquitectónicos. O si tenéis mapas gigantes, que sitúen en esos mapas lugares.

Sus características la convierten en una herramienta genial para crear sesiones gamificadas, y en combinación con un BreakoutEDU podríamos crear una experiencia realmente épica.

 

 

 

Los Maestros del No.

En la historia de Buda se narra que un bandido se había ido a donde estaba Buda para matarlo. Aquel hombre de Dios, entonces le dijo: “Antes de matarme, ayúdame a cumplir con un último deseo: Corta, por favor, una rama de ese árbol”. Con un golpe de espada el bandido hizo lo que Buda le pedía. Pero éste añadió enseguida: “Ahora vuelve a poner la rama cortada donde estaba para que pueda de nuevo florecer. “.

“Debes estar loco – respondió el bandido – hacer esto es imposible”

“No estoy loco, – respondió Buda- el loco serás tú que te crees poderoso porque puedes herir y destruir. Eso es cosa de niños. Lo verdaderamente poderoso es el que sabe crear y curar”.

no

Esta fábula resume mi opinión sobre los Maestros del NO: todo en ellos se basa en destruir y no en construir.

Un Maestro del No está en contra de cualquier cambio en el aula, y alegará ante cualquier mínima modificación: que no hay evidencias, que eso ya se hacía antes o que solo sirve para dar dinero a una empresa o institución.

Lo curioso de todo esto es que en la realidad educativa nacional no hay tanto cambio ni en metodologías, estrategias, organizativos o legislativos. Luchan contra algo que es incipiente, ya que dudo mucho que de los más de 600000 docentes que hay en España más de un 5 % usen metodologías activas u otros modelos, enfoques o herramientas diferentes.

¿Cómo se puede identificar a un Maestro del No? Suelen cumplir la mayoría de estas características, si bien no hay un criterio común.

1- Critican todo lo que hacen los demás, sin embargo cuando intentamos descubrir en lo que si creen, cuando buscamos su práctica educativa su presencia en la red desaparece. Son docentes que ejercen su influencia en la red, y sin embargo su día a día en el aula es una incógnita.

Si se les pregunta por su práctica suelen responder con evasivas y con salidas por la tangente. Desconfío de los que no muestran lo que hacen: ¿cómo atienden a la diversidad en sus aulas?, ¿cómo tratan al alumnado disruptivo?, ¿qué problemas encuentran dentro de su comunidad educativa?.  Al igual que no creo que todo lo que publicamos los docentes, sean éxitos o buenas practicas educativas.

2- Se quejan o critican los nuevos modelos, teorías, enfoques, y afirman que no tienen evidencias científicas. Estoy de acuerdo que no todo puede funcionar, y que todo lo nuevo no es sinónimo de bueno.

También es posible que algunas de ellas todavía no cuenten con esas evidencias. Lo que no significa que no puedan funcionar, de hecho, dudo mucho que Montessorí, Malaguzzi, Freinet o Milani, se preocuparan por esas evidencias para desarrollar sus modelos y teorías educativas. Modelos y teorías, que luego se vieron refrendados por evidencias e investigaciones.

flor arma

Además sería genial que estos docentes aportaran evidencias científicas sobre sus prácticas educativas. Sus éxitos, sus fracasos, sus intentos de mejora. Creo a todos nos ayudaría a convertirnos en mejores docentes

Lo curioso de este aspecto, es que estos docentes no suelen aportar mas allá de su opinión, basada en su experiencia fallida o no. Experiencia que es tan válida como la de cualquier otro docente.

En otros casos se preocupan por buscar en Google un artículo científico. Mas que suficiente  para desmontar cualquier  modelo o teoría. Es decir, a los docentes que intentan cambiar su práctica educativa les requieren evidencias, sin embargo a ellos con su opinión y algún artículo científico,  les basta para sentenciar la inutilidad de esa práctica educativa.

3- Se quejan de la existencia de expertos educativos, y es probable que existan demasiados. Sin embargo, eso no resta que sea necesaria su existencia. Conforman el cuerpo científico y académico, que aporta seriedad y evidencias sobre lo que funciona o no en el aula. No conozco ningún cuerpo profesional que no se enriquezca y valore a sus expertos: economistas, abogados, educadores sociales, trabajadores sociales… todos estos cuerpos respetan a sus expertos.

Eso no significa creerse a pie juntillas,  lo que diga cualquier persona que se autodenomine experto. Para eso cada docente deber ejercer como investigador de su propia aula y práctica.

Negar que hay empresas y expertos muy interesados en Educación, cuyo único interés es el económico sería inútil. Si, pero estos docentes que reniegan de los gurús, empresas, organizaciones y expertos educativos, si se permiten escribir libros, poner publicidad en sus webs o acudir a conferencias para cobrar. Es curiosa la crítica a algo en lo que ellos mismos se convierten, ya que se transforman en adalides de otros modelos y teorías educativas, las que ellos mismos alimentan. Modelos que pueden ser tan válidos o inútiles como los que estos docentes intentan denostar.IMG_20140709_191320.jpg

4- Los encuentros horizontales no les suelen gustar. Lugares en los que no hay escenarios, ni cámaras, y donde se puede hablar de tu a tu con cualquiera. Esos lugares en los que la formación no necesita de certificaciones, y que se suele realizar durante los fines de semana y con cargo al bolsillo personal.

5- Son feroces críticos de cualquier docente que aparece en los medios, revistas, libros.. cualquier docente que destaque es su objetivo. Son el máximo exponente del Síndrome de Procusto, un síndrome muy conocido en nuestra profesión.

6- Son los mayores detractores de cualquier aspecto relacionado con la Emoción y su vinculación con la Educación.

Aspecto que me llama la atención, habida cuenta que el mayor estudio sobre las medidas más efectivas en la Educación, Visible Learning.  Estudio que ha analizado casi 1200 metaanálisis, y que ha analizado estudios medidos en mas de 200 millones de alumnos/as , y que demuestra que entre  las medidas mas efectivas en Educación se encuentran: las expectativas del docente y del alumno/a. Expectativas que guardan relación con la esperanza, el auto concepto, la auto imagen, el locus de control y la Mentalidad de crecimiento de Carol Dweck. Todos aspectos muy ligados a nuestra imagen, gestión  de emociones…

Esto no implica que debamos convertirnos en psicólogos, orientadores o guías espirituales. Implica que debemos tener en cuenta esos aspectos emocionales personales y de nuestro alumnado, para conseguir mejorar nuestra práctica educativa.

Posdata: Esta entrada la hago desde la perspectiva de un docente de aula, un maestro en la mayor acepción de esa palabra.

 

Acotaciones a la #gamificación educativa. Niveles y errores comunes. #gamification

Gracias a un tuit de Salvador Carrión, he recordado que tenía una entrada pendiente. Su tuit incluía las dos primeras sentencias, a la que añado esta última.

Gamificar no es crear juegos. A pesar de que podemos encontrar múltiples definiciones en la web, tanto de Kapp como de Zichermann u otros, todavía podemos encontrar a docentes que piensan que crear juegos es gamificar.  Gamificar no es usar Minecraft, tampoco lo es crear un Trivial o un Pictionary. Esto  es la mayor perversión del juego y la educación: camuflar exámenes de juegos, y conseguir que nuestro alumnado dedique horas a redactar preguntas.

Gamificar no es una metodología, sobre esto no me voy a extender, ya que el año pasado aporté mi visón sobre el tema.

reliquias

Gamificar es mucho mas que puntos, insignias y clasificaciones. Podemos partir de estas mecánicas, pero si nos quedamos solo en ellas caemos en la puntificación, y estamos creando un modelo de puntos como el las aerolíneas, u otras empresas que utilizan esto para fidelizar al cliente. Estos sistemas pueden funcionar al inicio, pero a la larga fallan como es el caso del sistema de gamificación del BBVA.

En esta acotación deberíamos distinguir los niveles de gamificación que podemos crear. Existiría un primer nivel.  Es la gamificación superficial que recurre a ejercicios o actividades en clase con estas mecánicas. Es un sistema  muy simple y que cae en el error de la puntificación, es el nivel de uso de Kahoot, Socrative, Quizalize. Útiles, divertidos, pero no van mas allá.

El siguiente nivel se encuadra en proyectos acotados en una o varias sesiones de clase, o incluso en una unidad didáctica. Suelen ser proyectos mas serios que incluyen varias mecánicas de juego, aparte de las anteriormente descritas y que pueden recurrir al uso de elementos físicos como los BreakoutEDU o los Escape Rooms, o la inclusión de webs.

Captura de pantalla 2017-05-10 a las 14.57.22

Como Pepe Pedraz afirma mejor despacio y pequeñito, por lo que si quieres lanzarte a este mundo, te recomiendo este nivel.

En el siguiente nivel nos encontramos con la gamificación profunda. Pretende durar un trimestre o un curso completo, y suelen tener en cuenta la fase de aterrizaje, inicio, mitad y final de juego.

En estos proyectos nos deberíamos encontrar mecánicas más elaboradas, adaptadas a la fase del proyecto en el que nos encontramos y con un análisis cuidadoso del equilibrio (recursos, tiempo, estado de flujo..). Igualmente deberían analizar que objetivos buscan y como lo vamos a medir. Gamificar no es fácil, y no deberíamos estar dispuestos a perder tiempo en algo que no sabemos como funciona.

cooperativo

Isidro Rodrigo, un gran sabio, nos avisa del mayor peligro de estos proyectos: enamorarnos de nuestro proyecto. Enamorarnos, implica no reconocer que la mayoría de las ideas de un proyecto de gamificación se tiran a la basura, o se reciclan tanto que no parece el mismo.

El Síndrome de Edipo del gamificador no nos deja ver que podemos crear grandes monstruos, que solo se centran en puntos, insignias y clasificaciones. Cuidado, ya de por si la Educación y la sociedad es bastante competitiva, como para fomentar un sistema de puntos basado en los resultados de las notas.

Postscriptum. Ayer con la llegada de la noche se me olvidó incluir las plataformas de gamificación ya creadas: BlueRabbit, Classcraft o Classdojo. He de reconocer su utilidad y lo que simplifican el tedioso proceso de contabilidad de la gamificación.

Su mayor fallo es que recurren a mecánicas de competitividad e incluso usan los “concursos” de preguntas. Lo que exacerba aún mas el carácter competitivo y el reduccionismo educativo centrado en preguntas y respuestas.

Otro aspecto mejorable es que la temática queda muy fijada y deja poco espacio a la creatividad y la personalización, tan necesaria para cualquier contexto educativo.

Estas plataformas pueden ser ideales para la contabilidad y para iniciarse, y pueden ser excelentes compañeras, siempre y cuando no se abuse de su uso.

Proyectos en Ciencias Sociales 2017. Aprendizaje-Servicio, #abp, #abj.

Captura de pantalla 2017-05-02 a las 13.54.11.png

Un nuevo año y una nueva entrada sobre proyectos que se desarrollan en las aulas. Este año he tenido mucho tiempo para investigar y he descubierto verdaderas joyas que os voy a presentar.

La primera tarea no es de este curso, es del curso 2012. En esta tarea el alumnado tiene que crear un itinerario personalizado por la Hispania Romana, basándose en la web Orbis, un simulador de las calzadas y vías del Imperio Romano. Gracias a esta web el alumnado tiene que recorres quince ciudades, en las que tendrán que comprar víveres y luego elaborar una ficha con el itinerario y las vicisitudes que les suceden. Esto lo aprovecha el docente para que investiguen sobre la ciudad: personajes históricos, fechas, monumentos.

reliquias.jpg

Un descubrimiento excepcional ha sido el caso de Pedro Cifuentes. Solo por los cómics que crea sobre contenidos históricos merece la pena seguirlo. Por si fuera poco ha creado un proyecto en el que su alumnado toma el rol de buscadores de reliquias. Reliquias que andan perdidas por el mundo y que tienen que buscar, por lo que deben viajar por todo el mundo elaborando un diario de viaje, anotando lo que les sucede y lo que descubren. Consiguiendo así descubrir las reliquias que cubren gran parte de los contenidos históricos: taparrabo de Espartaco, dentadura de Washington, la única lección escrita de Sócrates.

Captura de pantalla 2017-05-02 a las 14.10.28.png

Viejo conocido de esta sección es Diego Sobrino. Con su alumnado realizó un proyecto de Aprendizaje Servicio, en el que elaboraron una web para mejorar el posicionamiento en la web de su municipio, y así promover el turismo de la zona.

Han analizado problemas como la estacionalidad o que la oficina de turismo estuviera cerrada. Culminando el proyecto con la presentación de una web, que presentaron al ayuntamiento de Prádena.

Captura de pantalla 2017-05-02 a las 14.12.18.png

El Aprendizaje basado en Juegos es una de mis pasiones y este año he descubierto a Marcos Rebollo. El ha creado varios juegos para su alumnado entre ellos un maravilloso Timeline, que en mi opinión es mucho mejor que el juego original. Además es tan generoso que le podéis solicitar en su web que os envié los materiales, así que si queréis desarrollarlo en clase solo hace falta solicitarlo.

Marcos también ha creado otros juegos que aparecen en su web personal. En mi caso me quedé prendado del juego que ideó sobre  la Guerra Civil. A pesar de que no ha publicado todavía las cartas, solo observando el tablero de juego os podréis hacer una idea de las posibilidades que tiene.

Captura de pantalla 2017-05-02 a las 14.15.13.png

El último proyecto es un Aprendizaje-Servicio creado por Juan Miguel Romero en el IES Doñana. Su proyecto Cruzando la Calle, es una genialidad en el que el alumnado de 4º de ESO deben analizar su entorno y ver como una persona con discapacidad puede superar las barreras físicas o no en su día a día. Culmina el proyecto con una propuesta de intervención, por ejemplo, colaborando y participando en talleres conjuntos.

Culmino esta entrada con gran satisfacción por la enorme diversidad de proyectos que aparecen en la web, cosa que hace unos años no era tan frecuente.

Me gustaría añadir algo, ya he descubierto varias copias no citadas de proyectos publicados en este blog, tanto míos como de otros docentes. Existe una netiqueta y unas licencias para distribuir contenidos, y  a pesar de eso algunos docentes se aprovechan del trabajo de otros, para publicarlos con su nombre y obtener una retribución económica. Vergonzoso.

 

Políticas de distracción en la Educación. Hattie.

Captura de pantalla 2017-04-28 a las 18.05.25

Leer un libro o un artículo de Hattie no puede dejarte indiferente, especialmente cuando uno analiza las cifras y la bibliografía que maneja. A pesar de la enorme repercusión que tuvo su libro Visible Learning, todavía no se habla mucho de su estudio en España.

Libro que nos introduce en lo que más impacto tiene en la Educación de nuestro alumnado. Teniendo en cuenta las muchas críticas a las que uno puede remitirse, no deja de sorprender cuales son los mayores impactos, y lo que menos funciona.

Curiosamente se ha analizado exhaustivamente lo que “funciona” en el aula, pero se ha dejado de lado lo que no funciona o lo que funciona peor. Es por este motivo que el último estudio de Hattie es tan interesante, ya que analiza las políticas mayoritarias que se siguen en Educación, y que, según Hattie, se ha demostrado que no funcionan.

La primera política de distracción es la de sosegar y apaciguar a los padres intentando darle mas oportunidades de elección, normalmente entre la escuela privada y la escuela pública. Hattie afirma que esto es un error, ya que las mayores diferencias no se encuentran entre escuelas, sino dentro de la escuela, es decir entre los diversos docentes que le pueden tocar a nuestro alumnado. El segundo error es clamar por una reducción de la ratio, que tiene un impacto mínimo, ya que esa bajada de ratio no suele ir acompañada de un cambio en la metodología o estrategia que sigue el docente, por lo que no se consigue la personalización del aprendizaje.

La segunda política consiste en cambiar la infraestructura. Ese cambio o arreglo no suele hacerse hacia un curriculum basado en niveles, con hitos y objetivos claros interrelacionados con una evaluación. Por el contrario, se crea un curriculum dividido en años que no funciona, al igual que la obsesión por hacer cada vez mas tests basados en estándares. Curiosamente destaca que debemos apostar por un proceso que equilibre la relación entre aprendizaje superficial y aprendizaje profundo, y que no se puede apostar por metodología que se centre solo en el aprendizaje profundo, sin antes haber trabajado el aprendizaje superficial y poder establecer relaciones e inferencias a partir de este.

sopla

La última modificación de la infraestructura es la creación de espacios abiertos y nuevos modelos de aula, que si bien pueden funcionar, no suelen hacerlo ya que los docentes no cambian su modo de enseñar, ni de trabajar en el aula.

La tercera política de distracción consiste en intentar “arreglar” al alumnado, bien con una mayor inversión la educación temprana (0-3 años), cosa que parece no funcionar o bien mediante el uso de las etiquetas en Educación. Etiquetas que conducen a una medicalización del alumno/a y que determinan el devenir escolar, cuando en realidad deberían solucionarse con una mejor y más exhaustiva intervención de los docentes en el aula, cosa que requiere una mayor inversión y unos docentes muy bien preparados. Las dos últimas distracciones son la repetición y los estilos de aprendizaje, ambas sin demostración de su eficacia.

La cuarta política consiste en “arreglar” la escuela. Se opta por diferentes tipos o modelos de escuela, cuando en realidad se demuestra que la diferencia real no es entre escuelas, sino dentro de la propia escuela. Se recurre muchas veces al modelo empresarial intentado buscar líderes transformadores, cuando en realidad se deben buscar líderes que colaboren con los docentes, que evalúen sus prácticas y las de sus docentes, y que promuevan un ambiente acogedor y el fomento de las altas expectativas sobre el alumnado.  Dentro de este apartado analiza la influencia de la autonomía del centro, y reconoce que puede ser positivo o negativo según el carácter de es autonomía. Autonomía que se centra en el centro, pero no se centra en el problema principal el grado de autonomía del docente y sus implicaciones.

En este apartado se culmina desmontando que una mayor inversión o alargar el horario o el año escolar tienen una gran influencia, de hecho su influencia es mínima o incluso negativa.

La última distracción es la mas interesante, según mi opinión. Es la que  versa sobre “arreglar” al docente y parte de la premisa que una mejor formación del docente no depende de la formación inicial, depende más de su primer y segundo año como docente a tiempo completo. Tampoco tiene influencia el pago según el rendimiento del alumnado, ni una mayor inversión en tecnología, al igual que una mayor presencia de auxiliares educativos, ni figuras de 2º docente, si estas no van acompañadas de un cambio en el modo de trabajar en el aula.

Os animo a que leáis el artículo y saquéis vuestras propias conclusiones.

 

Neuroeducatron Complex. #Neuroeducación en la UJA.

 

Captura de pantalla 2017-04-21 a las 10.38.12.pngAyer tuve la oportunidad de aportar lo que he aprendido durante el posgrado de Neuroeducación en la Universidad de Barcelona. Gracias a Jesús C. Guillén y a la asociación de estudiantes NEOS.

Las circunstancias me impidieron presentar un póster sobre Neuroeducación en el EABE17, lo que no me esperaban es que me iban a llamar para aportar mi pequeña opinión sobre el tema.

Lo que me sorprendió mas gratamente es el interés de estudiantes universitarios por el tema, y como veían la Neuroeducación como una posible rama de trabajo o de investigación.

La ponencia la llamé Neuroeducatron Complex, partiendo de la idea que lo neuro parece ser el remedio para todo, cosa que no es. Hablamos también del objetivo que debía guiarnos, que es guiar la plasticidad cerebral, tal y como afirma Sergio Pascual-Leone.

En esta receta mágica caben muchos neuromitos, los cuales están muy extendidos entre el profesorado español: solo usamos el 10% de nuestro cerebro, las inteligencias múltiples, los estilos de aprendizaje, y les recomendé que leyeran los libros de Manfred Spitzer, Paul Howard-Jones y el libro Neuromitos en Educación de Anna Forés, José Ramón Gamo, Jesús C. Guillén, Teresa Hernández, Marta Ligioiz, Félix Pardo y Carme Trinidad. Las precauciones se centraron en los avisos de Goswami, todavía no está claro que lo investigado en el laboratorio pueda extenderse y aplicarse a las aulas.

Captura de pantalla 2017-04-21 a las 10.38.25

A partir de ese momento hablamos del esquema que Jesús C. Guillén, mi maestro, me aportó durante mi formación. Especialmente me centré en que no existe una metodología neuroeducativa como tal, existen estrategias y metodologías afines, pero lo más importante en la Neuroeducación no es el hacer, sino el ser. Desde ese principio rector hablamos sobre la importancia de las emociones, los contextos sociales, la influencia del estrés, o como determinados aspectos de nuestras vidas afectan a nuestra atención, a nuestra memoria..

Hablamos también como determinadas estrategias y metodologías nos pueden ayudar, por ejemplo, el uso del juego en su sentido más amplio o la aplicación de metodologías activas y estrategias cooperativas.

Finalizamos hablando del concepto de Neurodiversidad y lo relacionamos con la evaluación, y como muchas veces las personas con handicap se ven como un estorbo en el aula,  y que en ese etiquetado la evaluación juega un papel fundamental.

El debate final fue muy enriquecedor y surgieron opiniones muy interesantes. Se había creado la polémica, al fin y al cabo, estamos en un campo que todavía tiene pocas certezas.

Agradezco a NEOS la oportunidad que me han brindado. Me encantó la charla informal que se montó al final, y como cada uno aportó su visión de lo que esto podía significar en las aulas. Tampoco puedo olvidar el gesto y la deferencia que han tenido conmigo Jesús C. Guillén y Anna Forés, ambos me asesoraron en el póster, y han sido mis Maestros.

Os dejo el póster aquí, para que le echéis un vistazo.

block_4