Políticas de distracción en la Educación. Hattie.

Captura de pantalla 2017-04-28 a las 18.05.25

Leer un libro o un artículo de Hattie no puede dejarte indiferente, especialmente cuando uno analiza las cifras y la bibliografía que maneja. A pesar de la enorme repercusión que tuvo su libro Visible Learning, todavía no se habla mucho de su estudio en España.

Libro que nos introduce en lo que más impacto tiene en la Educación de nuestro alumnado. Teniendo en cuenta las muchas críticas a las que uno puede remitirse, no deja de sorprender cuales son los mayores impactos, y lo que menos funciona.

Curiosamente se ha analizado exhaustivamente lo que “funciona” en el aula, pero se ha dejado de lado lo que no funciona o lo que funciona peor. Es por este motivo que el último estudio de Hattie es tan interesante, ya que analiza las políticas mayoritarias que se siguen en Educación, y que, según Hattie, se ha demostrado que no funcionan.

La primera política de distracción es la de sosegar y apaciguar a los padres intentando darle mas oportunidades de elección, normalmente entre la escuela privada y la escuela pública. Hattie afirma que esto es un error, ya que las mayores diferencias no se encuentran entre escuelas, sino dentro de la escuela, es decir entre los diversos docentes que le pueden tocar a nuestro alumnado. El segundo error es clamar por una reducción de la ratio, que tiene un impacto mínimo, ya que esa bajada de ratio no suele ir acompañada de un cambio en la metodología o estrategia que sigue el docente, por lo que no se consigue la personalización del aprendizaje.

La segunda política consiste en cambiar la infraestructura. Ese cambio o arreglo no suele hacerse hacia un curriculum basado en niveles, con hitos y objetivos claros interrelacionados con una evaluación. Por el contrario, se crea un curriculum dividido en años que no funciona, al igual que la obsesión por hacer cada vez mas tests basados en estándares. Curiosamente destaca que debemos apostar por un proceso que equilibre la relación entre aprendizaje superficial y aprendizaje profundo, y que no se puede apostar por metodología que se centre solo en el aprendizaje profundo, sin antes haber trabajado el aprendizaje superficial y poder establecer relaciones e inferencias a partir de este.

sopla

La última modificación de la infraestructura es la creación de espacios abiertos y nuevos modelos de aula, que si bien pueden funcionar, no suelen hacerlo ya que los docentes no cambian su modo de enseñar, ni de trabajar en el aula.

La tercera política de distracción consiste en intentar “arreglar” al alumnado, bien con una mayor inversión la educación temprana (0-3 años), cosa que parece no funcionar o bien mediante el uso de las etiquetas en Educación. Etiquetas que conducen a una medicalización del alumno/a y que determinan el devenir escolar, cuando en realidad deberían solucionarse con una mejor y más exhaustiva intervención de los docentes en el aula, cosa que requiere una mayor inversión y unos docentes muy bien preparados. Las dos últimas distracciones son la repetición y los estilos de aprendizaje, ambas sin demostración de su eficacia.

La cuarta política consiste en “arreglar” la escuela. Se opta por diferentes tipos o modelos de escuela, cuando en realidad se demuestra que la diferencia real no es entre escuelas, sino dentro de la propia escuela. Se recurre muchas veces al modelo empresarial intentado buscar líderes transformadores, cuando en realidad se deben buscar líderes que colaboren con los docentes, que evalúen sus prácticas y las de sus docentes, y que promuevan un ambiente acogedor y el fomento de las altas expectativas sobre el alumnado.  Dentro de este apartado analiza la influencia de la autonomía del centro, y reconoce que puede ser positivo o negativo según el carácter de es autonomía. Autonomía que se centra en el centro, pero no se centra en el problema principal el grado de autonomía del docente y sus implicaciones.

En este apartado se culmina desmontando que una mayor inversión o alargar el horario o el año escolar tienen una gran influencia, de hecho su influencia es mínima o incluso negativa.

La última distracción es la mas interesante, según mi opinión. Es la que  versa sobre “arreglar” al docente y parte de la premisa que una mejor formación del docente no depende de la formación inicial, depende más de su primer y segundo año como docente a tiempo completo. Tampoco tiene influencia el pago según el rendimiento del alumnado, ni una mayor inversión en tecnología, al igual que una mayor presencia de auxiliares educativos, ni figuras de 2º docente, si estas no van acompañadas de un cambio en el modo de trabajar en el aula.

Os animo a que leáis el artículo y saquéis vuestras propias conclusiones.

 

¿Cómo ludifico mi aula?. Taller de Ludificación UIMP.

beach_game_play_65013_hQuien quiera ludificar (o gamificar) su aula puede encontrar multitud de webs que hablan sobre sus beneficios, MOOCs sobre el tema, e incluso expertos educativos que hablan sobre como la han implantando y el tremendo éxito que han tenido. Algunos son más lanzados y hablan de como han puesto en práctica tareas o proyectos en las que han incorporado Minecraft, Scratch o cualquier otra aplicación y con eso han conseguido “gamificar su clase”, partiendo de que eso no es gamificación ni ludificación, no resta el que sean propuestas o proyectos muy interesantes.

Pero si yo quiero tomar un modelo, una propuesta de ludificación ¿de dónde parto?. Esa fue la situación que me encontré en el taller de Ludificación del curso Aprendizaje adaptativo y Gamificación de la UIMP.

Imaginaos, yo rodeado de docentes de toda España y ninguno de ellos sabía que yo era el próximo ponente. Allí camuflado mientras José Miguel hablaba con ellos me sentía como un espía, pero sirvió para que hablaran con total libertad sobre sus dudas, miedos y deseos. Todos/as coincidían que necesitaban una propuesta, un modelo del que partir y poder lanzarse ellos mismos, aunque alguna de ellas tuviera ya propuestas muy interesantes como “Camino del Infierno”.

Cuando me presentaron y salí a la palestra, os podeís hacer una idea de la cara que pusieron algunos. Si bien les agradecí que hubieran sido tan sinceros porque me tranquilizó mucho y me di cuenta que podía aportarles algo.

Mi taller fue muy escueto, ya que si era un formato taller, el protagonismo tenía que ser del alumnado, así que  introduje mi fracaso durante este año intentando instaurar una estrategia de ludificación que consistía en un P(oints)B(adges)L(eaderboards), más o menos elaborado, pero que no ha terminado de cuajar.

Después estuvimos hablando sobre como ludificar nuestras aulas y como es necesario analizar nuestro contexto y el perfil de nuestro alumnado, para una vez hecho decidir cuales son los objetivos que busco y que estrategia de ludificación es más adecuada según los objetivos y los factores de motivación de mi alumnado.

Por último presenté una plantilla o modelo de ludificación, que si bien no es definitiva, puede servir como plataforma de lanzamiento para crear propuestas serias y bien estructuradas.


Una vez terminada mi pequeña ponencia lancé una serie de escenarios educativos. En ellos se planteaban situaciones reales en las que según el nivel tenían que ludificar las FCT para los compañeros/as de ciclos, reformar las clases de unos alumnos de Secundaria conflictivos, o ludificar la Semana Cultural de un centro de Primaria. Os puedo asegurar que los resultados fueron más que buenos, y estoy convencido de que dentro de poco escucharemos propuestas de ludificación de gran calidad.

Para terminar quiero agradecer a José Miguel Sancho y Ángel Fidalgo el que contaran conmigo en  este curso de la UIMP. También quiero felicitar y agradecer a todos/as los alumnos/as del curso, sin dudarlo fue un placer poder escuchar vuestras ideas.

 

Aprendizaje Inteligente. Un modelo de escuela.

Aprendizaje inteligenteSi hay un libro equivalente al de Richard Gerver “Crear hoy la Escuela del Mañana”, sin dudarlo es Aprendizaje Inteligente de la escuela Montserrat. Coordinado por Montserrat del Pozo, mas conocida como “Sor Innovación”. Montserrat es una pionera de la Educación en España, que en los años 90 decidió estudiar a Estados Unidos, allí se puso en contacto con la teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner y la trasladó a su colegio.

Lo que destaca de este libro es como el esfuerzo de una comunidad educativa puede cambiar un modelo de escuela basándose en cuatro pivotes:

– El currículum, la metodología, y la evaluación, si leéis el libro descubriréis una enorme cantidad de recursos, fundamentos teóricos, bibliografía, en los que demuestran como han ido introduciendo la metodología del Aprendizaje basado en Proyectos, como se han preocupado por elaborar rutinas de pensamiento o su preocupación por la mejora de la evaluación, incorporando herramientas tales como las rúbricas, los portafolios, etc. Todo ello acompañado de ejemplos prácticos, algo muy de agradecer para quien este harto de libros que especulan sobre lo que se debe hacer.

– La arquitectura del centro. El libro muestra como el centro en si mismo se ha convertido en un lugar que permite estudiar su infraestructura y equipamiento. Ascensores cuyo motor se puede observar a través de  una pantalla transparente, cuadros eléctricos, cañerías que sirven para estudiar como se configura un hogar o un edificio, carteles con la distancia, altura, volumen. En definitiva, el centro mismo puede ser un proyecto sobre el que trabajar, en el que además se ha cambiado la configuración del aula y de los espacios para permitir zonas de meditación individual, espacios de esparcimiento, zonas comunitarias que permitan el diálogo.

También se ha apostado por un centro mas acorde a las necesidades del alumnado, especialmente en relación con los espacios verdes y al aire libre.

– El rol del alumno/docente también se modificó. Si quieres un nuevo modelo de escuela no queda mas remedio que acabar con el rol del docente como la fuente del conocimiento y del alumno como un mero receptor.

– La organización del centro ha sido el último pivote. ¿Si queremos trabajar las Inteligencias Múltiples o el ABP podemos seguir dividiendo las asignaturas en departamentos estancos?. A ello hay que añadir que utilizan el Aprendizaje Cooperativo como estrategia de aprendizaje, lo que conlleva un cambio en los espacios y en la organización de los agrupamientos.

No son estos los únicos aspectos valorables, siempre que hablan de cualquier teoría o metodología aportan bibliografía, webgrafía y una ingente cantidad de  documentos y recomendaciones que permiten llevar a la práctica sus ideas, es decir, no son expertos desde el palco, lo cual redunda aún mas en su valor. Otros aspectos dignos de mención es como cuentan el proceso de evolución y cambio, un proceso largo, de 20 años, en el que gracias al esfuerzo de todos los miembros de la comunidad educativa han conseguido crear un modelo de escuela.

No quiero dejar de mencionar una propuesta. Ya que se ha hecho este libro sobre un modelo de escuela, en este caso de la enseñaza concertada, ¿no sería posible que colegios como el San Walabonso de Niebla, Príncipe Felipe de Motril o el Chavel Nogales de Sevilla, publicaran un libro con su experiencia?. Se que el Chaves Nogales esta en el proceso. Por eso quiero lanzar una propuesta, al igual que yo no dudaría en comprar y pagar por un libro en el que docentes a pie de aula explican su proceso de cambio, estoy totalmente convencido que muchos docentes lo harían. Es hora de empezar a guiarnos mas por modelos de escuela colectivos,  que por buenas prácticas personales e individuales.

No puedes permitirte ser neutral en un tren en marcha

800px-Occupy_Oakland_Nov_12_2011_PM_40

Howard Zinn, es un raro ejemplo de educador y activista por la paz y los derechos civiles. Para muchos educadores este nombre no significará nada, al igual que para mi, pero hace dos años descubrí en la sección de cómic de una librería de Madrid un libro suyo, un libro-cómic titulado “Una historia popular del Imperio Americano”. La simple propuesta del libro me llamaba la atención pero me atraía aún mas el formato ¿podría aportar algo nuevo un cómic a un profesor de Ciencias Sociales?, ¿sería un libro del mismo calado que “Las venas abiertas de América Latina”?.

La propuesta no me defraudó, en primer lugar porque me aportó una Historia oculta, una visión diferente y desde dentro de lo que para mi eran los Estados Unidos; en segundo lugar porque descubrí a un personaje que desde su profesión como educador había promovido la lucha y el compromiso, algo que quizás debiéramos aprender muchos educadores en los tiempos que corren, entre los que me incluyo. Quizás en este tren en marcha que lleva unas cuantas estaciones me he quedado en mi vagón de primera clase y no me estoy preocupando de mirar hacia otro lado.

Por desgracia Zinn murió al poco tiempo de que yo leyera su libro, sin embargo dejó un legado en sus libros y en una web, Zinn Education, donde podemos acceder a contenidos de gran calidad donde se analiza y critica desde la colonización española a la política militar estadounidense.

PD. Curiosamente Jose Luis Castillo ha incorporado hoy una fotografía de Howard Zinn en su perfil de Google + y eso me ha recordado que este profesor se merecía un pequeño homenaje.

Crédito de la imagen: By Mercurywoodrose (Own work) [CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)%5D, via Wikimedia Commons