Consumismo y Medio Ambiente


Como último trabajo he encargado a mis alumnos que me entregaran una foto de todos sus zapatos, otra de todos sus móviles y otra de sus portátiles, con ellas he creado una película en la que he incluido también los comentarios que ellos mismos me han enviado.
El resultado creo que es lo suficientemente ilustrativo como para que cualquiera entienda cuales son las consecuencias que conlleva el tipo de vida que tenemos, al menos unos cuantos privilegiados.

(La entrada original ha sido publicada en el blog de aula: http://gaiagrafia.blogspot.com/2011/06/consumismo-y-medio-ambiente.html)

Viaje a Perú


Uno de los múltiples motivos por los que soy  profesor de Sociales  es hacer comprender a mis alumnos los mecanismos de un mundo tan desigual e injusto como el que nos ha tocado vivir, debido a esto el verano del 2009 estuvimos un mes en Perú dando clases de refuerzo. Durante ese mes estuvimos conviviendo con un párroco español en Luya, un pequeño pueblo del Norte; podría intentar describiros la multitud de sensaciones que tuve, pero de todas ellas las que más me sorprendieron es la fuerza y el coraje de los niños, y algunas veces su desesperación; con esto no quiero decir que sean gente sobrehumana, pero si puedo decir que ya quisieran gran parte de nuestros alumnos el saber estar, la educación, la experiencia acumulada en tan pocos años.

Agradezco desde aquí a todos los que hicieron posible este proyecto, no quiero poner ningún nombre para que así nadie se sienta olvidado.

Otro libro


Últimamente estoy descubriendo una gran cantidad de libros, entre ellos he leído un libro de Richard Wilkinson y Kate Pickett, ambos expertos en salud, en su libro “Desigualdad: Un análisis de la (in)felicidad colectiva” estudian a través de diferentes indicadores como obesidad, mortalidad infantil, criminalidad, como la desigualdad influye de manera que en aquellas sociedades más desiguales estos índices son cuantitativamente mayores. En definitiva confirman que es mejor la calidad que la cantidad, incluso para aquellas clases sociales más altas, sus índices respectivos de esperanza de vida, mortalidad, son peores en aquellos países con más desigualdad, por ejemplo, los Estados Unidos, que las clases sociales medias de países con mayor igualdad, por ejemplo, Noruega.

Un gran libro en la órbita de los estudios de Sen o  de Latouche, que puede servirnos para desmentir la práctica de las ciencias sociales, en las que parece contar únicamente el PIB o el IDH.